jueves, 30 de junio de 2011

Los antecedentes que podrían condenar a River

Chicago y Almirante Brown fueron castigados en 2007 con suspensión de sus canchas y quitas de 18 puntos por el desastre provocado por sus hinchas, en situaciones similares a las de River. La Justicia, sin excusas para fallar
2 de junio de 2007. Almirante Brown-Estudiantes de Buenos Aires. Final dela BMetropolitanapor el ascenso ala B Nacional.Cancha de Racing, Avellaneda.
Se jugaban apenas 14 minutos del primer tiempo en el 0-0 entre Estudiantes de Buenos Aires y Almirante Brown cuando el árbitro Diego Abal sancionó un penal para los de Isidro Casanova.
Ante la determinación, se arrojó desde la hinchada visitante -la favorecida por el penal- una bomba de estruendo que obligó a la suspensión del partido en momentos en los que Sebastián Penco estaba por ejecutar la pena máxima, luego de que el arquero del local, Walter Cáceres, fuera afectado por la explosión.
En ese momento comenzó el caos. Dos factores de "La Fragata" comenzó una tremenda batalla que dejó la imagen imborrable de un grupo de personas arrojando hacia otro sector de su misma hinchada un carrito de panchos.
La quita de puntos
Por lo sucedido, el Tribunal de Disciplina de la AFA decidió castigar a Almirante Brown con la quita de 18 puntos, lo que automáticante impidió el consumado ascenso al Nacional B y el equipo volvióa jugar el siguiente año en la B Metropolitana.
25 de junio de 2007. Chicago-Tigre. Partido de vuelta porla Promociónentrela Primerayla B Nacional.Cancha de Chicago, Mataderos.
Se jugaban 3 minutos de descuento en el partido que Tigre le ganaba por 2-1 aChicago, resultado que le impedía al "Torito" ascender a Primera, cuando el árbitro Gustavo Bassi sancionó un penal para "El Matador".
A partir de ese instante, centenares de hinchas del local saltaron al campo de juego, saquearon a los jugadores y causaron destrozos en el estadio. Arrojaron todo tipo de proyectiles a la hinchada rival, que fue agredida hasta con los carteles de seguridad del lugar.
La barbarie continuó luego en las calles, donde el cruce entre las hinchadas entre sí y de estas conla Policía, terminó con la muerte del hincha de Tigre Marcelo Cejas, además de los destrozos en comercios y vehículos que estaban en el lugar.
La clausura
Diez días después de los incidentes, el Ministerio del Interior clausuró el estadio de Chicago y, posteriormente rechazó un recurso presentado por la representación legal del club y ratificó el cierre por considerar que la institución tenía responsabilidad en lo sucedido.
La sanción tuvo cumplimiento en el torneo dela B Nacionaldel siguiente año, en el que el equipo de Mataderos no pudo utilizar su estadio.
La quita de puntos
La sanción deportiva fue durísima: Chicago recibió la quita de 18 puntos y, como consecuencia, descendió ala B Metropolitana.

miércoles, 29 de junio de 2011

El Monumental de River se enfrenta a una sanción histórica

Los problemas para River Plate no acaban con el descenso. La violencia desatada en el Monumental por la pérdida de categoría del histórico club argentino podría desencadenar una dura sanción que obligaría a los «millonarios» a buscar otra casa durante su primera temporada en la Nacional B, la segunda argentina.
Según publica este martes la prensa argentina, el Gobierno habría propuesto el cierre durante veinte partidos en una reunión de la Unidad de Seguridad y Prevención de la Violencia en el fútbol, que podría confirmar el castigo en las próximas horas. El diario deportivo «Olé» sostiene que la sanción podría incluir otro castigo: jugar algunos de los partidos a puerta cerrada.
La investigación abierta tras los incidentes del domingo tratará de esclarecer, además, la supuesta venta de entradas por encima del aforo del estadio y el incidente que sufrió el árbitro en el descanso, que ha denunciado fuertes amenazas por parte de los ultras de River cuando se encontraba en el vestuario. "Si no nos cobras un penal no vas a salir vivo. Te vamos a matar, cobra un penal o te vamos a matar", escribió Sergio Pezzotta en el acta.

martes, 28 de junio de 2011

Fotos Barcelona - Caja Segovia

Fotos S.D. Logroñés - Gimnástica Segoviana

Una bandera franquista en Nou Barris

Un aficionado exhibió una bandera española con el águila franquista durante el partido entre la Montañesa y el Sestao River de promoción a Segunda división B disputado este domingo en el Municipal de Nou Barris. Detrás de una de las porterías, un seguidor mostró la bandera preconstitucional cuando Edu Sanjosé hizo el primer gol del partido desde el punto de penalti, según ha recogido TV3.
En la misma zona también había una bandera española que cubría parte de la valla que separa el espacio de los aficionados del terreno de juego, pero en este caso sólo había el escudo del RCD Espanyol. Al final del encuentro, y a pesar del ascenso del Sestao, los jugadores y aficionados vascos pudieron celebrar la victoria sobre el terreno de juego sin ningún incidente. Los seguidores de la Montañesa incluso aplaudieron a su rival que se llevó la eliminatoria por un global de 4-3.

Policía polaca pide extender prohibición de público visitante en su liga

La policía polaca solicitó a la federación de fútbol de su país extender la prohibición de los hinchas visitantes que se aplicó al final de la temporada pasada, con el fin de mantener a los 'hooligans' lejos, antes de la Eurocopa-2012 que organiza junto a Ucrania.
El jefe de la policía nacional, Andrzej Matejuk, escribió sobre ese punto este lunes al presidente de la federación polaca y los dirigentes más importantes de la liga, según la agencia de prensa polaca PAP.
"La experiencia muestra que los viajes de los hinchas visitantes están marcados por una falta de respeto a la ley, como por ejemplo la destrucción de propiedad privada o aviones charters", afirmó el portavoz policial, Mariusz Sokolowski, según la agencia polaca.
"Encima de eso, los dirigentes líderes de los clubes nos han informado que han tenido problemas con los hinchas visitantes por su comportamiento", agregó.

Once hinchas de River permanecen detenidos por tener antecedentes penales

Unos once simpatizantes de River aún permanecen detenidos en la Comisaría 35 luego de protagonizar serios disturbios ayer por la tarde a la salida del documental, y junto con otra gran cantidad de hinchas serán indagados en las próximas horas, según informaron fuentes judiciales a Online-911.
La causa está radicada en el juez en lo Correccional Walter Candela, y casi una docena de hinchas permanecen detenidos a raíz de contar con antecedentes penales. Asimismo, el juez ya dispuso la liberación de otra gran cantidad de simpatizantes, que estaban detenidos desde ayer en las comisarías 33 y 51.
Todos los imputados que tiene a su cargo el juez Candela serán indagados en las próximas horas por los delitos de resistencia a la autoridad, lesiones y daños. Los liberados lo fueron a raíz de no contar con antecedentes, explicó una fuente a este portal.
Uno de los hechos, en los cuáles interviene la fiscalía a cargo de Alfredo Dellagiustina, es por roturas a un patrullero que ocurrió horas después de la finalización del partido en que River quedó condenado al descenso, y lejos de las inmediaciones del estadio Monumental.
No obstante, hay otras personas imputadas por hechos similares pero que están a disposición de otros juzgados.
Algunos imputados por "tenencia de drogas", quedaron a disposición del juez Oyarbide, en tanto que otros 15 imputados recayeron en el Juzgado de Menores 7.
Según la fuente, el o los agresores del policía que permanece hospitalizado, aún no hay autores identificados y esa investigación está en manos del fuero de instrucción.

La AFA bajo custodia por las amenazas de hinchas de River

A la amenaza recibida por el presidente de la AFA, Julio Grondona, que el titular de Belgrano de Córdoba, Armando Pérez, le reveló ayer al programa radial Deportivo Télam, para tomar las medidas de prevención se tomó el antecedente de anoche, cuando los hinchas protagonizaron un violento enfrentamiento con la Policía y destrozaron varias instalaciones del estadio Monumental.
La AFA fue rodeada así por una serie de rejas móviles y, lo ya citado, estuvo custodiada por diez agentes de la Policía Federal y un carro de asalto ante la posible llegada de los hinchas.
Además suspendió el lanzamiento de sellos postales de la Copa América Argentina 2011 previsto para ayer en su sede, y canceló la reunión de Comité Ejecutivo que iba a desarrollarse mañana en el predio de la AFA en Ezeiza.

lunes, 27 de junio de 2011

Fotos Mirandés - Guadalajara

Fotos C.F. Montañesa - Sestao River

El monumental pasó de la tensión a la barbarie


Un partido de fútbol hizo que el Monumental pasara de la esperanza a la sinrazón en cuestión de 90 minutos. Si los hinchas de River llegaron al estadio donde festejaron tantos éxitos dispuestos a dejar la garganta por su equipo, tras el descenso lo abandonaron hechos una furia. Muchos de ellos, no todos, canalizaron su bronca hacia lo primero que encontraron: butacas, baños, canillas, carteles, puestos de venta de comida. Y hasta destrozaron algunas vitrinas del hall, en el que el club atesoraba medallas y trofeos. Le arrancaron de cuajo parte de su historia.
Al cierre de esta edición, había 89 heridos (50 civiles y 39 policías, cuatro de ellos en estado grave) y la Policía Federal informó que 50 personas fueron detenidas por atentado y resistencia a la autoridad, lesiones y daños. La ministra de Seguridad, Nilda Garré, confirmó en su cuenta de Twitter que todos los efectivos hospitalizados estaban fuera de peligro.
La metamorfosis del público, que alentó desde que pisó el estadio, comenzó con el gol del equipo cordobés. Algunos hinchas, los más precavidos, optaron por hacer el duelo en privado y abandonaron su ubicación cuando todavía la historia podía revertirse. Afuera, el gol se gritó por error. Muchos se abrazaban; otros se persignaban en el suelo. Hasta que alguien los despertó de esa rara ensoñación. El gol no era de River, sino de Belgrano. Así, los cánticos dieron lugar al llanto y a la desazón. Minutos después, padres con hijos pequeños llorando, parejas de novios abrazados en el dolor y gente mayor se iban porque sabían que venían horas difíciles. A esa altura, el estallido era inevitable.
El segundo quiebre, definitivo, tajante, devastador, fue el penal que Olave le detuvo a Pavone. Lo que minutos antes era incredulidad ("¿Cómo se va a ir River al descenso? ¡Imposible!", se escuchaba en la platea) se transformó, por imperio de una jugada, en certeza. Los huecos en las tribunas comenzaron a hacerse más notorios. Y los hinchas, que minutos antes se habían desgañitado por el equipo de sus amores, se apiñaban en las escaleras rumbo a la salida.
De repente, un cántico partió de las entrañas de la barra brava: "Si no ganan, ¡qué quilombo se va a armar!". La amenaza pasó inadvertida para la mayor parte del estadio, que no acompañó. En ese instante, los peores presagios se hicieron realidad y nadie tuvo dudas: si el equipo no conseguía el milagro, el Monumental se resquebrajaría.
A tres minutos del final, los plateístas se hartaron. Destrozaron las butacas y usaron las maderas para agredir a policías y a los hombres de seguridad privada. La acción provocó un efecto dominó: el alambrado de la Sívori se tambaleó. El césped parecía un campo minado por los proyectiles. El teatro del fútbol se transformó en campo de batalla, multiplicado en las arterias que llevaban a la salida. Para entonces, los Borrachos del Tablón ya habían sacado sus banderas. Según pudo averiguar La Nacion, ésa era una señal inequívoca para el resto de los simpatizantes: había que abandonar el estadio.
Aunque la mayoría de los hinchas sólo procuraba regresar a su casa, hubo quienes necesitaron descargarse. La salida anticipada del público local aumentaba, y con ello crecía la represión policial. Por momentos, innecesaria. En otros, inevitable, porque el descontrol se apoderó de todas las inmediaciones. La intersección de Figueroa Alcorta y Udaondo era uno de los escenarios. El camión hidrante barría la calle. Iba y venía tratando de dispersar a los más violentos. Las corridas eran desordenadas, sin norte ni sur ni este ni oeste: la premisa era escapar. La policía montada hacía lo suyo. La infantería avanzaba y retrocedía mientras algunos insultaban, tiraban piedras y hasta culpaban a la prensa por este presente impensado de River. Un camión de exteriores de Crónica sufrió las consecuencias. El conductor se bajó y, escapando de una turba descontrolada, se refugió en un móvil policial.
Con el partido suspendido y la derrota consumada, el desmadre se apoderó de todo. Gases lacrimógenos, balas de goma para intentar contener lo incontenible. La concesionaria Toyota, de Libertador y Udaondo, terminó con los vidrios rotos. Idénticas consecuencias sufrieron los locales comerciales que se animaron a abrir. Un supermercado chino, sobre Libertador, no llegó a cerrar sus persianas y pagó su tardanza con destrucción. Al menos diez tachos de basura fueron incendiados por hinchas que se animaban a enfrentar a la Guardia de Infantería con lo que tenían a mano. Si bien el principal foco fue en el emblemático puente Labruna, tan cercano a los afectos riverplatenses, en los cuatro puntos cardinales del estadio la situación se repetía. Como en el mítico hall del estadio, donde los vidrios se hicieron añicos y un efectivo policial recibió el impacto de un cartel que, según testigos, "le abrió la cabeza como un coco".
Cuando oscureció, pasadas las 18, el descontrol de las inmediaciones amainó. Los últimos hinchas se retiraron en paz, aunque desconsolados, y la guardia de Infantería volvió a reunir sus filas sobre Udaondo y Libertador. Sólo quedaban las postales del destrozo y la indignación de algunos vecinos que, a pesar de su experiencia en desmanes, aseguraban que nunca habían presenciado algo semejante. Piedras y baldosas sobre el pavimento; vidrieras rotas; negocios saqueados; contenedores de basura incendiados dominaban la geografía. "Nos destrozaron los vidrios de nuestra casa a pedradas. No podés vivir acá, porque es un campo de batalla", se quejó Marcelo, que vive en Udaondo al 1300, mientras le mostraba a LA NACION las vidrieras destruidas de un local de cerámicos y de una concesionaria a metros de donde vive.
Dos cuadras más adelante, todavía salía humo de las dos fogatas que había armado un grupo que se enfrentó a la policía sobre Libertador. Un efectivo de la infantería comentaba que en 200 metros había, por lo menos, veinte locales dañados. Uno, el de la esquina de Libertador y Padre Juan B. Neumann, todavía tenía en su interior el cartel de la calle con que habían destrozado la vidriera.
"Era previsible que esto pasara, pero se emperraron en que se jugara con público", protestó Fernando, vecino del edificio de Libertador 6662, mientras observaba un almacén saqueado. En Libertador y Udaondo, una camioneta utilitaria destruida en medio de la avenida era la imagen que resumía la ira desatada minutos atrás: según testigos, había arrancado cuando cruzaban algunos hinchas, golpeó a uno de ellos y no se lo perdonaron. Le quitaron hasta los cables del motor para después darla vuelta. Algunos hinchas rezagados que pasaban por al lado se tomaban su tiempo para sacarle fotos, incrédulos. Núñez, muy de a poco, volvía a la calma, esa que se había alterado por un partido de fútbol y que, durante la tarde, pareció más lejana que nunca.
UN OPERATIVO POLICIAL MONUMENTAL
Además de los 2200 efectivos policiales que fueron asignados para custodiar el Monumental y sus adyacencias, los dirigentes millonarios contrataron
cerca de 1000 guardias privados que se ubicaron dentro del estadio. El partido tuvo una recaudación de 1.772.840 pesos.
50 detenidos, según informó la Policía Federal, hubo por resistencia y atentado contra la autoridad.
89 fueron los heridos: 50 civiles y 39 uniformados, por lesiones cortantes y politraumatismos menores. 6 hospitales porteños recibieron a los heridos: Pirovano, Fernández, Tornú, Durand, Rivadavia y Santojanni.

miércoles, 22 de junio de 2011

En Italia hará falta un carnet para ir al fútbol

Los aficionados de la Serie A de Italia requerirán una tarjeta de identidad de aficionados para comprar entradas para cuando su equipo sea local y para seguirlo cuando juegue de visitante la próxima temporada, según ha anunciado el Gobierno italiano.
La tarjeta para aficionados, que inicialmente provocó protestas de grupos de aficionados, fue concebida tras una serie de violentos incidentes en partidos de la Serie A en 2007 cuando un policía murió después de un derbi siciliano y un hincha de la Lazio fue asesinado a tiros.
Roberto Maroni, ministro del Interior, pronosticó que la 'tessera per il tifoso', o tarjeta de miembro, promovería una atmósfera familiar mientras que convertiría la retirada de vallas de los estadios en una prioridad. Los aficionados esporádicos todavía pueden comprar entradas para partidos excepcionales sin tener una tarjeta de aficionado, pero la mayoría de los aficionados la necesitarán.
"Antes del final de la próxima temporada queremos retirar todas las vallas y otras barreras que encierran a los hinchas (...) Los estadios deberían ser lugares de celebración y no donde te golpean. Queremos unir a los verdaderos aficionados, aquellos que apoyan a su equipo y no a aquellos que vienen al fútbol a romper las cabezas de los hinchas rivales", dijo Maroni.
Giancarlo Abete, jefe de la federación italiana de fútbol, dijo que quitar las barreras de los estadios acercaría a Italia a la "filosofía" de la UEFA de estadios europeos. "Necesitamos estadios más funcionales y una nueva relación con los hinchas. Ahora necesitamos un esfuerzo coordinado para superar cualquier percepción negativa sobre la tarjeta de aficionados. Será eficiente y funcional", afirmó.

lunes, 20 de junio de 2011

Fotos Gimnástica Segoviana - SD Logroñes

Fotos La Roda - San Fernando


http://www.megaupload.com/?d=HGLSM6OT

Un detenido y nueve asistidos en un choque de alta tensión

Los incidentes del encuentro Elche-Granada se saldaron con un seguidor del Elche detenido y nueve asistencias médicas. El arresto del aficionado franjiverde se produjo antes del comienzo del partido. Fue en el momento de la llegada del autocar del Granada cuando se produjeron el lanzamiento de varias piedras y bengalas. Un miembro de la Policía Nacional cogió al aficionado, que iba con la camiseta del conjunto ilicitano y no puso ninguna resistencia, y lo trasladado a uno de los furgones policiales. Al detenido se le han tramitado las diligencias oportunas y ha sido puesto liberta, a la espera de una posible sanción.
Por su parte, de los nueve seguidores que tuvieron que ser asistidos, según informa el portavoz de DYA, Antonio Tarí, uno de ellos tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital por un amago de infarto debido a la enorme tensión y nerviosismo que rodeaba al partido.
Un joven también tuvo que ser atendido por una brecha en la cabeza que se produjo como consecuencia del lanzamiento de un objeto desde la grada en la que se encontraban los seguidores granadinos.
El resto de las intervenciones fueron debido pequeños problemas por diferentes caídas provocadas por las avalanchas de aficionados que se produjeron antes del partido por las intervención de los miembros de cuerpo especial de la Policía Nacional que iban a caballo y que trataron de ampliar el perímetro de seguridad a la llegada del autocar del Granada.
Un aficionado sufrió un esguince de tobillo y dos sufrieron caídas por uno de los márgenes del escampado que hay enfrente del estadio Martínez Valero. El resto de las intervenciones médicas fueron de poca importancia.
Desde la entidad franjiverde se lamenta que no se pusiera un perímetro de seguridad para evitar la invasión de aficionados al terreno de juego de aficionados a la conclusión del encuentro.

Policía hirió a un jugador serbio con descarga eléctrica en Rusia

Un agente policial atacó con una descarga eléctrica al delantero serbio del FC Zenit San Petersburgo, Danko Lazovic, por lanzar su camiseta a los aficionados que se encontraban en la tribuna.
Inexplicable decisión tomó un policía de Rusia, al herir con una descarga eléctrica al atacante serbio, Danko Lazovic, por lanzar su camiseta a los hinchas de su club, el FC Zenit.
El elenco ruso, mediante un comunicado en su página web oficial, informó que el delantero serbio sufrió una quemadura en la espalda.
"Cuando iba a lanzar la camiseta, el policía me atacó. Parece que en Rusia todo es posible", argumentó el futbolista.
En tanto, el diagnóstico médico oficial es "choque eléctrico en primer grado".
El cuadro de San Petersburgo señaló que solicitará que se abra un investigación y está recopilando material fotográfico del momento del incidente. En tanto, la policía rusa rechaza las acusaciones.

Batalla campal entre ultras béticos y sevillistas, con 18 detenidos

Dieciocho personas detenidas, dos de ellas menores de edad, es el resultado de la intervención de la Policía Nacional en una pelea entre ultras sevillistas y béticos registrada la noche del viernes a las puertas de la Ciudad Deportiva del Real Betis Balompié, en el barrio de Los Bermejales. Los dos menores implicados fueron puestos en libertad al mediodía de ayer tras prestar declaración ante la Policía, mientras que los otros dieciséis pasarán hoy a disposición judicial, según indicaron fuentes policiales. Como consecuencia de la pelea y de la posterior intervención policial resultaron heridos leves varios ultras béticos y sevillistas, así como un agente. Además, un vehículo policial sufrió daños.
La inmediata actuación de laPolicía, que acordonó las calles aledañas al estadio deportivo y la Ciudad Deportiva Luis del Sol, distante unos 200 metros, evitaron que la batalla campal se trasladara al interior del estadio del Betis, donde casi un millar de personas pertenecientes a 48 peñas béticas asistían a un encuentro deportivo de confraternización, según fuentes del equipo verdiblanco.
Existen diferentes versiones sobre el origen de la pelea. Fuentes policiales señalaron que alrededor de cincuenta ultras béticos y sevillistas se dieron cita a través de las redes sociales en la ciudad deportiva para dirimir diferencias. Otra versión apunta a que la pelea se inició cuando los aficionados sevillistas comenzaron a increpar y tratar de agredir a los peñistas que accedían a las instalaciones del club verdiblanco.
Lo cierto es que la trifulca se trasladó sobre las 22:00 horas hasta las puertas del estadio, donde los guardias de seguridad alertaron inmediatamente a la Policía. Fuentes del Betis asegura que los ultras sevillistas habrían forzado la cerradura metálica que cubre la puerta de cristal de entrada del estadio, instaladas hace unos días.
La Policía incautó palos y bates de beísbol Al lugar de los hechos acudieron seis furgones policiales con más de una decena de agentes, que actuaron para zanjar el enfrentamiento. Algunos béticos y sevillistas, que portaban distintivos de sus equipos (camisetas, bufandas...), lograron huir hacia la Avenida de Italia y la calle Tajo, mientras que dieciocho ultras fueron detenidos por su participación en el enfrentamiento. Dos de ellos son menores de edad. La Policía Nacional incautó a los ultras béticos y sevillistas bates de béisbol, palos y otros objetos usados en la reyerta.
Tras prestar declaración ante la Policía, los dos menores fueron puestos en libertad, mientras que los restantes dieciséis ultras detenidos pasaron la noche de ayer en los calabozos que la Jefatura Superior de Policía tiene en la Avenida de Blas Infante, desde donde saldrán hoy hacia el Juzgado de Guardia para prestar declaración.
Fuentes del Real Betis Balompié anunciaron ayer que mañana lunes pondrán a disposición del juez instructor de la causa el vídeo de la cámara que captó la pelea y que tiene un ángulo de 180 grados.
Presidentes de las peñas
Por su parte, Juan de Dios Álvarez y Ramón Somalo, presidentes de las federaciones de peñas béticas y sevillistas respectivamente, mantuvieron ayer por la mañana una conversación telefónica para analizar los incidentes ocurridos a las afueras de la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Ambos mostraron su repulsa ante estos sucesos violentos y dejaron claro que fueron obra de unos exaltados.
Como confirmó Álvarez a www.alfinaldelapalmera.com, «el presidente de las peñas del Sevilla me ha llamado y tenemos un clima de cordialidad y buen ambiente, como siempre. El Sevilla no tiene nada que ver con lo que ha sucedido, sólo han sido cuatro violentos que no representan a nadie. Agradecemos esta llamada para calmar los ánimos y que esto quede aquí».

Fotos Elche - Granada

Madrid, Madrid, Spain
Apartado de correos 36.154. Madrid 28080 redaccion@revistasuperhincha.zzn.com
Sign Up with revistasuperhincha Mail
Place your promotional Text Here
First Name: Last Name:
Login to revistasuperhincha mail
User Name: Password:
Technical Support Help Password Reminder
DISTRIBUIDORAS TELÉFONOS DIST. GORBEA, S.A. 945256455 ALDIPREN S.A. 967245872 S.G.E.L. - ALICANTE 965107370 S.G.E.L. - ALMERÍA 950226239 PRENSA DIST. ABULENSE S.L. 920226379 DIST. EXTREMEÑA DE PUBLICACIONES, S.L. 924272411 DIST. IBICENCA DE EDICIONES S.L. 971314961 S.G.E.L. - MALLORCA 971434887 S.G.E.L. - MENORCA 971360743 S.G.E.L. - BARCELONA 932616981 S.G.E.L. - BURGOS 947485413 S.G.E.L. - CÁDIZ 954513889 S.G.E.L. - ALGECIRAS 956626968 S.G.E.L. - CASTELLÓN 961221942 LOGÍSTICA DE CIUDAD REAL, S.L. 926213541 DIST. CORDOBESA DE MEDIOS EDITORIALES 957429051 S.G.E.L. - LA CORUÑA 981795405 DISTRICUEN, S.L. 969235424 S.G.E.L. - GERONA 972400327 DIST. RICARDO RODRÍGUEZ 958401980 S.G.E.L.- GUADALAJARA 915127400 BADIOLAN DIFUSIÓN S.L. 943667057 S.G.E.L. - HUELVA 954513889 S.G.E.L. - JAÉN 953281460 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 S.G.E.L. - LLEIDA 973204700 S.G.E.L. - LUGO 981783403 S.G.E.L. - MADRID 916576900 S.G.E.L. - MÁLAGA 952241800 S.G.E.L. - MURCIA 968239142 S.G.E.L. - PAMPLONA 948189184 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 DIST. ARBESU, S.L. 985263552 S.G.E.L. - ASTURIAS 985732109 MERINO ABIA, S.L. 979713846 S.G.E.L. - LAS PALMAS 928574439 DIST. NOROESTE, S.L. 986252900 DIST. RIVAS, S.A. 923241804 GARCÍA Y CORREA, S.L. 922229840 DIST. JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ, S.A. 942369267 DIST. SEGOVIANA DE PUBLICACIONES 921436423 S.G.E.L. - SEVILLA 954513889 DISTRISORIA S.L. 975239101 DIST. RUEDA, S.A. 977127200 TRADISPCA S.A. 925240604 S.G.E.L. - VALENCIA 961221942 DIST. VALLISOLETANA PUBLICACIONES, S.A. 983239144 DISTRIBUIDORA SIMO PUBLICACIONES, S.L. 944598008 G.E.M.A., 2000,S.L. 980534431 VALDEBRO PUBLICACIONES, S.A. 976451266 DIST. QUATRE BARRES 376822613

.

.