viernes, 30 de noviembre de 2012

Violencia en Venezuela

Este año, han sido más de diez los casos de agresiones que se han presentado en los diversos escenarios donde se desarrolla la actual temporada de la disciplina. La situación ya está siendo analizada por el seno de la Federación a fin de evitar males mayores
Puerto La Cruz.- Los acontecimientos ocurridos en Caracas y Valencia durante la última jornada del torneo apertura, colocó sobre la palestra, la situación de anarquía por la que atraviesa el fútbol venezolano en los actuales momentos, hechos como estos, alejan aún más, al fanático que desea disfrutar de un espectáculo deportivo y coloca a los estadios como sitios ideales para el descargo de violencia entre los seres humanos. Muy al estilo de los tiempos romanos.

En realidad, el tema no es nuevo dentro del panorama balompédico nacional, y a pesar de haber estado “controlado” por los organismos de seguridad, y los propios clubes, se incrementó a partir del 2007, cuando la disciplina amplio el número de equipos en los diversos torneos y en todas sus divisiones.

La jornada 14, llamó la atención por los hechos acontecidos en Valencia, cuando a pesar de disputarse el partido a puertas cerradas, cientos de hinchas locales agredieron a los diversos medios de comunicación que se hicieron presentes para darle cobertura al compromiso. Paralelamente, en Caracas, la emoción vivida en el campo por el juego Caracas – Petare, quedó de relleno cuando los agentes de orden público irrumpieron en las gradas para calmar los ánimos de los fanáticos que se acercaron a presenciar el encuentro.

Sin culpables
Los encargados de dirigir las riendas del balompié nacional (directivos de clubes y federativos) desconocen quienes o cuántos son los que originan los hechos de violencia en los estadios. Pero, si ostentan un control sobre las barras de los diversos clubes, ya que se convierten en los principales fanáticos en los estadios.

En países como España, Italia e Inglaterra, la relación entre barras y clubes se presenta de la misma manera, con la salvedad de que las organizaciones deportivas llevan un control sobre los espectadores para impedir hechos de violencia, y de presentarse sancionar a los revoltosos.

Solución efectiva  
No hay que ocultar, que la sociedad venezolana en general está viviendo momentos de violencia, tal como lo reflejan las estadísticas. Sin embargo, en el ámbito deportivo, los trabajos de las diversas organizaciones (excepto el fútbol) ha sido positivo para el beneficio de la actividad deportiva en el país.

En el caso del béisbol, los equipos que conforman el circuito, han modificado los estadios, en un proceso de humanización, lo que ha traído como consecuencia que la temporada se ha volcado hacia un espectáculo más familiar, lo cual ha disminuido los hechos de violencia en las tribunas en más de un 80%.

Finalmente, y tomando el ejemplo de las ligas más importantes del mundo, las autoridades de seguridad trabajan de la mano con los clubes deportivos a fin de aplicar las leyes a los hechos de violencia que se presenten en los estadios. Estos son calificados como alteraciones del orden público y se les aplica el peso de la Ley. Sería esta la solución en Venezuela

Violencia desmedida
10 de Marzo. Caracas FC  – Flamengo (1-3), estadio Olímpico de la UCV, seguidores radicales del Caracas FC  agredieron a hinchas del Flamengo .

13 de Abril.  Caracas FC -  U. de Chile (1-3), estadio Olímpico de la UCV,  hinchas radicales atacaron a la pequeña barra visitante con piedras y petardos.

30 de Mayo. Deportivo Táchira –Caracas FC (1-4). Partido de vuelta Serie Final Temporada 2009-2010.  Estadio Pueblo Nuevo. Después del partido grupos de seguidores del Táchira causaron destrozos a unidades móviles de varias televisoras.

29 de Agosto. Yaracuyanos-Caracas FC (1-0),  Torneo Apertura,  Jornada 4.   Dos seguidores del Caracas resultaron con heridas leves durante enfrentamientos con la policía.

19 de Septiembre. Trujillanos-Caracas FC (2-0), Torneo Apertura,  Jornada 6.  Antes del encuentro un seguidor del Caracas FC sufrió fractura de mandíbula, tras ser golpeado por un ladrillo que lanzado por  hinchas rivales.

3 de Octubre. CD-Lara – Caracas FC (1-3), Torneo Apertura, Jornada 8, algunos hinchas del Caracas ubicados en la Tribuna Norte ingresaron al perímetro del terreno tras los goles 2 y 3 de su equipo.

17 de Octubre. Estudiantes- Deportivo Táchira (2-2), Torneo Apertura, Jornada 9. Un hincha del Deportivo Táchira resultó herido  con arma blanca al ser agredido por seguidores de Estudiantes.

24 de Octubre.  Estudiantes- Petare (1-2). Torneo Apertura, Jornada 10. Enfrentamientos entre policías y seguidores de Estudiantes dentro y fuera del estadio.

27 de Octubre. Mineros- Real Esppor (1-3).  Un grupo de aficionados de Mineros agredieron verbalmente a familiares del jugador local Armando Maita quien subió a la tribuna y se vio involucrado en un confuso incidente.

24 de Octubre. Trujillanos –Zamora (2-1). Torneo Apertura, Jornada 10.  Hacia el final del partido un aficionado del Zamora resultó herido en la cabeza al ser golpeado con una botella.

21 de Noviembre. Enfrentamientos entre la policía y fanáticos en el estadio Olímpico tras el partido Caracas -  Petare

21 de Noviembre. Aficionados agreden a periodistas en el estadio Misael Delgado de Valencia.

Cádiz CF - La Roda CF


Los detenidos tras los incidentes del Lazio-Tottenham estarán cinco años sin fútbol

Dos seguidores de la Roma, Francesco Ianari, de 26 años, y Mauro Pinnelli, de 25 años, han sido condenados por la policía romana a cinco años sin poder asistir a ningún partido de fútbol tras los incidentes producidos en víspera del partido que enfrentaba a la Lazio y al Tottenham correspondiente a la Europa League de la pasada semana.
Un grupo de ultras de la Roma entraron el pasado miércoles en un bar de la Plaza de campo dei Fiori y agredieron a una decena de hinchas del equipo londinense, de los cuales uno tuvo que ser hospitalizado y operado por una herida de arma blanca.
Al parecer la agresión duró poco tiempo pero tuvo consecuencias muy graves, de ahí la sanción impuesta por la policía, que quiere evitar a toda costa que se repitan tan desgraciados incidentes.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Detenidos 10 aficionados y uno herido tras el derbi danés entre el Brondby y el Copenhague

La policía ha informado de que la invasión de campo que se produjo en el Estadio Brondby, tras el partido de cuartos de final de la Copa danesa entre Brondby y el Copenhague, se ha saldado con diez aficionados detenidos y uno herido, en un derbi que terminó 1-0 a favor de los 'amarillos'.
Algunos aficionados del Brondby saltaron al terreno de juego después de ver como su equipo derrotaba en la prórroga al líder danés, que vio como caía eliminado en los cuartos de final por su histórico rival, penúltimo en la tabla clasificatoria de la Superliga danesa.
El inspector de policía, Michael Kristiansen, destacó que detuvieron a varios aficionados que presentaron conductas violentas y produjeron "desórdenes". "Fue un triste final de partido, vimos a miles de aficionados del Brondby corriendo para meterse dentro del terreno de juego. Su objetivo estaba claro, querían protagonizar una disputa contra los aficionados del Copenhague", comunicó.
El jefe de seguridad del equipo local, Emil Bakkendorf, condenó la actitud de los implicados en el altercados. "Es vergonzoso e inaceptable, fue un acontecimientos, que condeno firmemente", dijo en la radio danesa 'DR'.

Aficionados del Málaga agredieron a Carlos Valverde tras el partido

Si en el terreno de juego el susto fue para el Málaga, fuera de La Rosaleda se lo llevó Carlos Valverde, cuando un grupo de aficionados del conjunto malagueño le agredieron tanto a él como a sus acompañantes. Los jugadores tuvieron ayer día de descanso y hasta Málaga se había desplazado el hermano de Valverde y tres amigos para ver el partido y llevarse después al futbolista a Utrera, su localidad natal. Cuando abandonaron el campo, cuenta el jugador, se vieron sorprendidos por un grupo de hinchas del club andaluz. "Habían estado buscando bronca con los aficionados del Cacereño, pero la policía se lo había impedido. Se acercaron a nosotros y, sin mediar palabra, agredieron a uno de nosotros, a otro le quitaron el teléfono y a mí me dieron una patada en el culo", dice el jugador, que reconoce haberse llevado un buen susto.
"Menos mal que la policía estaba cerca", recuerda Valverde, que trata de quitar hierro a lo sucedido. Lamenta más las ocasiones falladas durante el partido. El dispuso de una muy clara, aunque dice que quizás la "falta de frescura" fue la que hizo que rematara "forzado". No oculta que es "una pena" no haber pasado a la siguiente ronda, pero cree que lo hecho por el Cacereño es para estar "muy orgulloso".

Valencia - Llagostera


Hinchas del Borussia Dortmund pintan su escudo en el Allianz Arena de Munich

Los hinchas del Borussia Dortmund se encargaron de armar la previa del choque del fin de semana. Por internet ya circula un video en el que los aficionados se muestran entrando al Allianz Arena, evadiendo toda la seguridad y pintando su escudo amarillo. El mensaje puede ser interpretado de distintas formas.
El Bayern Munich, líder de la Bundesliga, recibe al Dortmund el fin de semana. Sin duda es el partido de la fecha, ya que los ‘Canarios’ marchan en el tercer lugar y buscan el tricampeonato. La distancia es de once puntos. El Dortmund deberá ganar sí o sí para que la punta no se le termine de escapar.
 

At Madrid - Jaen


Huelga de gargantas caídas en el fútbol alemán

La consigna de callar durante los primeros 12 minutos y 12 segundos de cada partido marcó los ocho encuentros de primera y segunda división disputados. En el estadio del Borussia Dortmund, uno de los más ruidosos del fútbol alemán, los hinchas cumplieron y sólo perdieron el control con las llegadas de su equipo al arco contrario.
Más difícil les resultó a los del Hannover 96, que no pudieron evitar gritar el gol de Mame Diouf en el minuto 4. "Estamos muy contentos con la iniciativa. Demostró que no era una idea sólo de ultras, sino que los hinchas de fútbol en general no quieren ser criminalizados por unos pocos violentos", sostuvo Jan-Henrik Gruszecki, vocero de la campaña en Dortmund.
Gruszecki destacó que la protesta unió a todos los equipos: "Demostramos que tiramos todos de la misma cuerda, y esperamos que esto sirva para que algunos mediten".
Las organizaciones de fans quisieron demostrar así la importancia del público para el espectáculo del fútbol y protestar contra el nuevo concepto de seguridad que los 36 clubes profesionales quieren aprobar en su asamblea general del 12 de diciembre.
Los hinchas consideran que las nuevas medidas limitan sus derechos en los estadios, y denuncian falta de diálogo y consenso. Entre las ideas controvertidas figuran la presencia de un juez y un fiscal en partidos de alto riesgo y controles de fanáticos aislados en colaboración con la policía. En tanto que un primer borrador con medidas más duras quedó descartado por la protesta generalizada de los grupos de hinchas.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

Málaga CF - Cacereño



Rayo - Las Palmas


Naciones del Islam: el fútbol, trinchera de lucha, revolución, vida y muerte

Imagine que de pronto está en algún país del Medio Oriente o Norte de áfrica y es fanático de fútbol; es sábado y quiere ir al estadio a ver un partido. Al llegar se da cuenta que debe pasar por rigurosos cacheos de jóvenes que no superan los diecisiete años y que con un AK-147 al hombro decidirán su suerte. Si su comportamiento es tranquilo y no parece sospechoso de apoyar al gobierno autócrata de turno podrá ver 90 minutos de fútbol; si, en cambio, se poner nervioso, comete un error o efectivamente apoya al gobierno, es probable que sea ejecutado a metros del estadio y que la noticia no sorprenda a nadie.
Imagine que descubre en la tribuna, antes de que empiece el partido, que el hombre al lado suyo es, en realidad, una mujer disfrazada, que en un momento levanta una pancarta para reclamar la igualdad de género: no se sorprenda si se entera que este sencillo acto de trasvestismo es habitual. Las mujeres tiene prohibida la entrada a los estadios, aunque tienen su propia liga de fútbol donde juegan con atuendos islámicos –y en ese caso, si quiere ir a verlas, tendrá que disfrazarse de mujer, porque los hombres tienen la entrada prohibida.
Imagine que tuvo la suerte de sortear todo esto y presenciar el partido. No se sorprenda si, de pronto, una marea de personas se echa a correr por el césped con la boca llena de consignas políticas, religiosas, y étnicas. Es probable que deba correr también, si no quiere que lo maten. Recuerde que en febrero de 2012, en el estadio de Port Said, en Egipto, fueron asesinadas 71 personas.
Imagine que echa una mirada alrededor y lo que ve le parece una ruina. En países islámicos del África, como Somalia, los estadios son vejestorios de cemento con marcas de balazos. Recuérdelo y no los subestime: en estos elefantes de hormigón se cocinó la Primavera Árabe que volteó a gobiernos como el egipcio o el libio –con más de cuarenta años al poder.
Y ahora, deje de imaginar.
En el blog El Turbulento Mundo del Fútbol de Medio Oriente de James L. Dorsey, lo que imaginó sucede a diario.
En 1986 James Dorsey (1951, Estado Unidos) acompañó como cronista al seleccionado mexicano de fútbol en su primera gira a Medio Oriente y Norte de África. La experiencia le dejó una constatación: en esa inhóspita región el fútbol era más que un deporte, tenía importancia política y social. Los hinchas son tan fanáticos del balón como de la política, las armas, la sangre y la revolución.
Los fines de semana alientan sin parar, en la semana pueden tumbar dirigentes y marcar un nuevo rumbo para su equipo, para su nación, para sus fronteras. Dorsey, más interesado en los conflictos cívicos, étnicos y religiosos que en el fútbol, quedó cautivado por lo que vio. Pero no hizo nada al respecto. Durante los siguientes 24 años.
Recién en 2010 lo recordó, cuando buscaba un nuevo enfoque para retratar el Medio Oriente y África, y consideró al fútbol como el nexo ideal. Era el año del Mundial y, como preludio de su ahora concurrido blog, publicó un artículo sobre las razones de la escasa representación política en Sudáfrica, país sede. Ése sería el punto de partida.
Actualmente Dorsey vive en Singapur y trabaja en la S. Rajaratnam School of International Studies. Dedica la mitad del mes a viajar y no deja de visitar Medio Oriente, una de las zonas más conflictivas del mundo, para tener contacto directo con hinchas hambrientos por ganar la batalla territorial del día, mujeres iraníes ávidas de encontrar la manera de ingresar a los estadios, funcionarios corruptos capaces de aguantar lo imposible para sostener a sus gobiernos autocráticos y futbolistas que sueñan con jugar en Europa y dejar la liga turbulenta que los acoge.
Un colega suyo, Roberto Álvarez-Galloso, reportero de Bleacher Report, afirma que el blog le permite reflexionar sobre el fútbol de Medio Oriente, una realidad de la que mucha gente habla en privado y poco en público; y hasta el técnico de la selección egipcia, Bob Bradley, utiliza sus posts como una fuente importante de información.
“Yo no cubro partidos. Yo no cubro fútbol como deporte sino como instrumento político, un campo de batallas de múltiples capas”, dice Dorsey, quien figuró entre los nominados al premio Pulitzer por su cobertura de la guerra entre Iran e Irak y al que condecoró The House of Lords, en Gran Bretaña, por “una labor periodística digna de ser imitada”.
Para el cronista que cubrió entre 1993 y 2003 para The Wall Street Journal conflictos como el 11-S y la Guerra de los Balcanes, y el Pentágono para The Washington Times, los hinchas de fútbol son militantes. En Egipto son el segundo movimiento cívico más importante, detrás de la Hermandad Musulmana, y en Túnez, Argelia, Israel, Irán, Turquía, Arabia Saudita y Jordania según Dorsey, los hinchas son la única fuerza de choque capaz de derribar gobiernos. Dónde, si no en un campo de 105 por 60, se comenzó a gestar la caída del presidente egipcio Hosni Mubarak.
“Antes de la erupción de las revueltas árabes a finales de 2010, el fútbol ya evocaba las pasiones más profundas algo sólo comparable con la religión. De hecho, el fútbol se ha convertido, junto con el Islam, en la principal válvula de escape en las sociedades de escasos espacios públicos para liberar frustración o ira. También es uno de los pocos, si no el único lugar donde se puede expresar la disidencia” explica Dorsey.
Hay muchas maneras de hacerlo: irrumpiendo en los entrenamientos expresando la ira a través de cánticos y pancartas o si la queja no prospera llenando de expedientes los juzgados con datos, quejas y denuncias. Casi nunca están ociosos; de cada reunión puede salir una idea, una revolución, un derrocamiento, una muerte.
En 2007, en Egipto, había dos hinchadas nacientes que intentaban copias a los seguidores de los equipos italianos: Al Ahlawy y Zamalek. Los de Ahlawy odiaban con toda su alma a los de Zamalek, pero del mismo modo al dictador egipcio entonces en el poder, Hosni Mubarak. Los hinchas de Ahlawy se enfrentaban cada fin de semana con la Policía del régimen y muchos de sus líderes terminaban en la cárcel. En aquellos días, sólo dos grupos político-sociales tenían la posibilidad de organizarse y expresar su malestar en Egipto: la Hermandad musulmana y los hinchas de fútbol. No había sindicatos ni partidos ni asociaciones. Cuando tuvo que diagramar su escudo, en abril de 2007, Ahlawy eligió como lema: “Somos Egipto”.
El fútbol, donde se concentraban las frustraciones y tensiones del país, era un hervidero que el gobierno de Mubarak intentaba manejar para no salir quemado. En 2009, ante un crucial partido de la selección egipcia contra la de Argelia, el régimen agitó los ánimos a través de la prensa. Una multitud atacó los autobuses donde llegaba el equipo argelino y varios jugadores resultaron heridos. Cuando Argelia ganó, hubo estallidos populares en El Cairo, Jartúm, Argel y hasta el sur de Francia. Se retiraron los embajadores. El dictador libio Muammar Gadafi ofreció su mediación para resolver la disputa.
En 2011, las dos hinchadas se unieron contra el régimen durante el estallido de la Primavera Árabe y jugaron un papel crucial en las refriegas callejeras en la Plaza Tahrir, porque eran el único grupo con amplia experiencia en la batalla contra la Policía.
A fin de año, varios grupos ultras se unieron y fundaron un partido político: Mi País. Dorsey observe que “los ultras están de acuerdo en sus demandas más inmediatas, pero provienen de todos los estratos sociales y es poco probable que encuentren una ideología común. No obstante, el debate refleja la más amplia discusión, en círculos revoluciones, sobre cómo debe manejarse la transición de la calle a la política parlamentaria en una sociedad post-autocrática”.
La caída del régimen y la disgregación de la Policía llevaron a un aumento exponencial de la violencia en los estadios y de las invasiones del campo de juego. Esto condujo al sangriento 1 de febrero de este año en el estadio de Port Said. Al-Masry recibía al Al-Ahlawy. Ambos están en las antípodas: los fanáticos de Al-Masry se habían alineado con Mubarak, mientras que los ultras del Al-Ahlawyy participaron activamente de su final.
En cada gol, los hinchas locales invadían el terreno de juego para increpar a los jugadores visitantes, a los que tntimaban con palos y piedras. La policía asistía impávida. Ni bien el árbitro dio por terminado el partido, cuyo resultado -que no le importó a nadie- fue de 3 a 1 para los locales, éstos acabaron el asunto: 74 personas murieron –algunas, desplomadas desde lo alto de las tribunas—y 300 resultaron heridas.
El gobierno de Egipto contestó con tres días de duelo nacional. Para los ultras fue poco: exigieron la cabeza de todos los responsables del desastre y no permitieron que ni un balón se mueva hasta que se reestructurase y las fuerzas de seguridad. . Tan pronto se enteraron que Hani Abu-Reida, miembro del comité ejecutivo de la FIFA, se iba postular como vicepresidente de la Asociación de Fútbol de Egipto (EPT), los hinchas del club, Al Ahly SC, trabajaron a destajo para impedirlo. Abu-Reida había sido acusado, entre muchas otras cosas, de entorpecer la investigación sobre la muerte de 71 hinchas en el estadio egipcio de Port Said en febrero de 2012. Los “Ultra Ahlawy” lo acorralaron hasta que desistió de su postulación, episodio que anticiparon en su cuenta de Facebook que tiene más de 500 mil seguidores: ”Exigimos la renuncia de la junta corrupta Hassan Hamdy, que descuida los derechos de los mártires. Hamdy respaldó a Abou-Reida sólo para servir sus propios intereses”.
Hace diez meses que la liga está suspendida y el lento proceso de transformación que pidieron aún naufraga, pero ellos ya no esperan los cambios desde las tribunas sino desde un lugar más acorde a sus convicciones: el frente, porque para los ultras esto es una guerra…y hay que ganarla. Como apuntó Dorsey, ” la participación de aficionados al fútbol organizados en contra del gobierno, en Egipto, constituye una de las peores pesadillas para cualquier gobierno árabe”.
No siempre los hinchas buscan acabar con alguna autoridad. En Argelia, por ejemplo, tienen demandas concretas, tanto dentro como fuera de los estadios, por la falta de agua, electricidad, piden trabajo y mejoras salariales. Un cuarto de la población argelina viven por debajo de la línea de pobreza y el desempleo alcanza el 21 por ciento. Dorsey publicó en su blog el siguiente extracto del libro del argelino Mahfoud Amara, experto en deportes: “En un contexto de cierre político, con una falta de debates serios y de proyectos para una sociedad cuya política está debilitada, los estadios de fútbol se convirtieron en uno de las pocas lugares donde los jóvenes pueden reunirse y lograr ese sentido de pertenencia, al menos por 90 minutos”.
Dorsey tiene su propia teoría: “El fútbol de por sí es turbulento; sólo piensa en lo que pasa en América Latina, Italia o Europa del Este; en cada uno de estos casos, si bien hay diferencias sustanciales, todos se caracterizan por sufrir problemáticas políticas, sociales y económicas”. Para el cronista norteamericano, el fútbol es el refugio ideal que encontraron, no sólo el mundo islámico, sino todas las naciones oprimidas para expresar tanta rabia contenida.
En muchas de ellas, los estadios son escenarios de heroicos o terribles momentos de la historia política, o elegidos como símbolos ideológicos. “Los estadios son verdaderos campos de batalla por el control de los espacios públicos entre los regímenes autocráticos y los fanáticos militantes; a veces, la lucha también ocurre entre los propios aficionados”, dice Dorsey.
Hubo un tiempo en que el pueblo afgano creía que el pasto del estadio Ghazi, en Kabul, no crecía por la sangre que se había derramado en él. En los 25 años previos, los Talibán habían mutilado y apedreado hasta la muerte a miles de personas allí.
Pakistán tiene un estadio de fútbol cuya capacidad alcanza los 60 mil espectadores. Se usa también para jugar el deporte nacional favorito: el cricket. Se trata del estadio… Muammar Gadafi. Los ciudadanos de Pakistán ya no saben qué hacer para deshacerse de ese nombre y esa historia que no les pertenece y los deshonra. Hace casi cuatro décadas que la palabra Gadafi decora la entrada: desde 1974, cuando el entonces presidente de Pakistán, Zia ul-Haq decidió honrar al dictador de Libia, depuesto y asesinado en 2011, porque había defendido el derecho paquistaní de desarrollar armas nucleares.
Amnistía Internacional reportó ya en 1983 que el estadio Latakia de Siria había sido utilizado para encerrar y torturar a miles de personas. En Irak, tras la caída de Saddam Hussein en 2003, las tropas norteamericanas encontraron cientos de tumbas en los estadios iraquíes. Uday Hussein, hijo del dictador iraquí, solía humillar a futbolistas en pleno partido cada vez que erraban un penal, un pase o, al final, si es que perdían. El castigo podía consistir -si Uday estaba de humor- en afeitarles la cabeza.
El estadio de Mogadiscio, Somalia, con capacidad para 35.000 personas, fue construido por ingenieros chinos en 1978 y en él se jugaron partidos entre equipos de toda África y el mundo árabe, pero también fue escenario de conciertos y actos políticos. Cuando estalló la guerra civil somalí, en 1991, se convirtió en base de ejércitos y milicias. En enero de 2007, cayó en manos de tropas etíopes, que estuvieron acantonadas allí hasta principios de 2009; luego, paso a poder del grupo islamista al-Shabaab, que lo utilizaba como centro de entrenamiento; el fútbol estaba prohibido. Durante la copa del mundo de Sudáfrica 2010, patrullas de islamistas vigilaban en la ciudad que nadie se entregara a esa pasión impía. Los fanáticos debían reunirse en secreto para seguir los partidos. Había fotos del campo de juego que mostraban que la maleza había crecido. La Federación declaraba en 2009 que “si uno entra al estadio, siente que está en un bosque”.
En agosto de este año, tropas de paz de la Unión Africana recuperaron el control de la ciudad para el gobierno y se instalaron en el estadio. Luego, por fin, regresó el futbol y no sólo como escapa, sino como alternativa a la guerra: la Federación ofrece a los niños soldados de las milicias que dejen las armas por la pelota.
“La gente me tenía miedo cuando tenía un AK-47, ahora me felicitan –dice Mahad Mohammed, un joven somalí que cambió la jihad por el deporte–. Le agradezco a la Federación de Fútbol. Yo era un soldado que estaba a la deriva. Algunos amigos terminaron siendo combatientes y me decían que era una vida buena y emocionante, mucho mejor que no hacer nada, o estar en la calle. Después de pasar un tiempo haciendo esa vida, comprendí que no tenían razón, estoy feliz de haberme salido de todo eso”. Según El Turbulento Mundo del Fútbol de Miedo Oriente, Mahad Mohammed fue uno de los cientos de niños a los que la Federación ayudó –la única institución que competía radicalmente con el Islam radical en ofertar alguna clase de futuro a una población joven deseperanzada.
Pero todo ello llega con un precio. En territorio de Al Shabab, la milicia islamista que combate al gobierno, el fútbol sigue prohibido. En lo que va del año, el presidente del Comité Olímpico y al presidente de la Federación Somalí de Fútbol murieron en un atentado con bomba en el Teatro Nacional de Mogadiscio; en un ataque similar, falleció un jugador del seleccionado sub20, y en octubre pasado el secretario general de la Federación Somalí de Fútbol fue herido cuando estalló un coche bomba. “Los goles animaron al seleccionado juvenil sub-17 (de Somalia) en el partido que vencieron a Sudán en el campeonato juvenil. Jugaron sin su arquero, Abdulkader Dheer Hussein, asesinado en abril como parte de la campaña de matanzas organizada por Al Shabab, que no sólo apuntaba a atletas sino también a periodistas deportivos”, informa el blog.
En Egipto, los futbolistas están tácitamente obligados participar de cualquier debate social: de no hacerlo, se convertirán en objeto de atención pública –y no justamente de la que desean. Luego de la masacre en el estadio Port Said, que dejó a 71 muertos, los hinchas del club más popular de Egipto, el Al Ahly SC, repudiaron a los futbolistas que no participaron en las manifestaciones. Corrió un mensaje: “la mayoría de los egipcios sobrevivimos con dos dólares diarios mientras que los futbolistas ganan millones”.
También puede pasar a los palestinos a manos de Israel. “Me desnudaron, y luego me ataron de pies y manos. Me vendaron los ojos y me pusieron en un coche. Es probable que todo esto haya durado tres horas, lapso donde me golpearon con palos y con la culata de los rifles. Luego me llevaron al centro de interrogatorios de Ashkelon; me di cuenta que no querían fracturarme, entonces golpearon mis pies y mi trasero, lugares donde no dejarían ningún rastro, pero la presión psicológica fue mucho más dolorosa. Durante los primeros 18 días, no me dejaban dormir más de una o dos horas por noche. En realidad no me acusaban de nada, querían saber si estaba adherido a alguna organización política. Quizás el hecho de que sea ambicioso y que no quieran que un jugador palestino se vuelva famoso pueda ser el motivo de mi captura.” contó a Dorsey Mahmoud al-Sarsak, futbolista acusado de intentar ingresar ilegalmente a territorio israelí.
Es un caso típico que puede repetirse en Afganistán, Somalía, Túnez o Irán.
Las mujeres de los países islámicos pueden ser tan fanáticas del fútbol como los hombres, al igual que ocurre en otras latitudes. Tan así que no les importa jugar en sus propias ligas debajo de los clásicos y calurosos atuendos musulmanes que las cubren totalmente, o disfrazarse de varones si quieren asistir a un partido masculino, algo expresamente prohibido, por ejemplo, en la liga iraní, donde tienen que callar o gritar los goles con voz ronca para pasar desapercibidas.
Para derrotar la prohibición, Fatma Iktasari y Shabnam Kazimi presenciaron el partido por las eliminatorias para el Mundial 2014 en que Irán derrotó a Corea del Sur, disfrazadas de hombres. Al final del partido no pudieron esconder la alegría por haber logrado tal hazaña, se sacaron fotos, mostraron un poema, sortearon a la policía y desataron, otra vez, un debate nacional.
Cuando en 1997 Irán clasificó por primera vez a una Copa del Mundo, más de 5 mil mujeres irrumpieron en las inmediaciones del estadio nacional de Teherán en protesta por la prohibiciones; seis meses después el fútbol unió por primera vez a hombres y mujeres que al ritmo de música prohibida celebraron la victoria propia pero mucho más la desgracia ajena: Irán había derrotado en el mundial a un conocido rival, Estados Unidos.
Como resumió un periodista iraní a Dorsey: “En lo que respecta a la libertad de expresión, los estadios de fútbol son casi tan importantes como Internet en el Irán de hoy. La protesta es más segura allí porque la Policía no puede arrestar a miles de personas a la vez. La televisión estatal transmite muchos partidos en vivo y la gente lo utiliza para publicitar la resistencia. Muestran banderas ante las cámaras y cantan slogans de protesta, razón por la que ahora los partidos son transmitidos sin sonido”.
El periodista pidió el anonimato.

Los radicales del Real Madrid elevan la voz y vuelven a demostrar que están con Mourinho

Volvió a quedar demostrado. Los ultras están con José Mourinho. En un día especial, en el que cualquier muestreo sobre la realidad de la masa social poco tendría que ver con la realidad, el grupo radical del Real Madrid, ellos sí que acudieron a la cita ante el Alcoyano en Copa, volvieron a dejar patente que apoyan al técnico portugués con el que comparten sus formas y su manera de dirigir al equipo. Anoche, y cuando más tedioso se ponía el partido, el fondo sur del Santiago Bernabéu se volcó con el entrenador animándole con desigual respuesta de un más que especial estadio madridista repleto de no habituales ya que pocos abonados se encontraban ayer en la grada.
Hasta en cuatro ocasiones se arrancaron animando a Mourinho y declarando públicamente que están con el técnico. En la primera el silencio del resto del estadio fue la respuesta, creciendo la división de opiniones según avanzaban los gestos de ánimo hacia el entrenador procedente del fondo sur. El gol de Di María sirvió de revulsivo y ya con el marcador a favor los gritos a favor de Mourinho sí que se impusieron a la censura que apareció por alguno de los rincones del Bernabéu.
El ex del Inter siempre ha defendido el apoyo recibido desde el fondo sur comparándolo con el resto de la grada del Bernabéu y siempre que pueden responden con ánimos dirigidos al dueño del banquillo blanco. Incluso ha destacado la labor de los Ultras lejos del estadio cuando son los únicos que acompañan al equipo. Amor correspondido. "Está claro que la afición del Real Madrid está con Mourinho", declaró Emilio Butragueño a Canal Plus.
Los tantos de Callejón cambiaron por completo la fisonomía de la grada del recinto madridista confirmando, una vez más, que cuando hay victorias, aunque sean ante un Segunda B como el Alcoyano y con la eliminatoria resuelta, la fiesta se lleva a todo por delante y el tres a cero final lo volvió a demostrar. Gritos, ánimos y júbilo de parte de los seguidores blancos, más dispuestos que nunca a la fiesta. En el resto del partido, destacar que Mourinho volvió a castigar a Modric, Özil y Kaká. A los dos primeros haciéndoles jugar los noventa minutos y al tercero dejándolo en la grada. El Real Madrid hace aguas en el centro del campo. Y en la zona noble del Bernabéu lo saben.

martes, 27 de noviembre de 2012

Jugadores de la Lazio vestirán camisetas con el lema "No al racismo"

Los jugadores de la Lazio vestirán hoy camisetas con el lema "No al racismo" en el encuentro ante el Udinese como respuesta al brutal ataque que sufrieron la última semana hinchas del Tottenham inglés en la capital italiana.
El presidente de la Lazio, Claudio Lotito, visitó el lunes al herido más grave en los ataques del jueves antes de un partido de la Liga Europa y que continúa en un hospital de la capital italiana, reseñó DPA.
Lotito le llevó una camiseta de la Lazio con el nombre del aficionado de 25 años y le dijo: "El incidente no tiene nada que ver con el fútbol".
"Su vida corría peligro, pero dentro de siete o diez días recibirá el alta", señaló por su parte el director general de la clínica, Aldo Morrono. El aficionado fue operado el viernes de un corte profundo en el muslo.
Según el dirigente, los autores del ataque no fueron ultras del Lazio, sino delincuentes racistas y xenófobos. Muchos de los aficionados del Tottenham son judíos.

Sanción de por vida para un aficionado West Ham por realizar el saludo nazi

El club retira el abono a un hincha que realizó el gesto durante el partido contra el Tottenham, investigado por la Federación por los cánticos antisemitas de parte de público
Mano dura contra la xenofobia en el fútbol británico. El West Ham United ha sancionado a un abonado de por vida y ha prometido actuar contra los radicales que profirieron cánticos antisemitas durante el partido contra el domingo ante el Tottenham Hotspur, el equipo del norte de Londres con pasado judío.
La Federación Inglesa (FA) ha explicado que investigará las denuncias de cánticos antisemitas en el partido mientras David Gold, de origen judío y actual vicepresidente del West Ham, ha anunciado una política de «tolerancia cero» para su propia hinchada. Según un comunicado del propio club dos aficionados del West Ham fueron detenidos por dedicar el saludo nazi a los hinchas del Tottenham. El club ha retirado el abono a uno de ellos y la policía estudia iniciar una investigación criminal por los hechos.
Los incidentes, que se producen solo días después de que una decena de aficionados del Tottenham recibieran una paliza en Roma por un grupo de ultras del Lazio, cuya hinchada coquetea a menudo con la extrema derecha, han indignado a Yossi Benayoun, el futbolista judío que juega cedido en el West Ham. «Tengo una gran relación con los aficionados del West Ham, por eso estoy tan decepcionado de escuchar ciertas canciones durante el partido, fue vergonzoso», criticó el delantero, que jugó varias temporadas en el Racing de Santander.
Al parecer, los aficionados del West Ham habrían dedicado a los hinchas locales cánticos como «Viva Lazio», «¿Podemos apuñalaros cada semana?» o «Adolf Hitler viene a por vosotros» durante el partido. El club ha explicado que no está dispuesto a tolerar ningun acto racista entre su público y por ello ha anunciado que actuará de la forma más dura posible contra los seguidores que protagonicen este tipo de incidentes.
Durante los últimos meses la batalla contra el racismo se ha convertido en uno de los aspectos centrales del fútbol británico, tanto fuera como dentro del terreno de juego, como con la sanción al capitán de la selección inglesa, John Terry, por insultos racistas contra el defensa del Queens Park Rangers Anton Ferdinand durante un encuentro de la pasada temporada.

Aficionados sevillistas increparon a Spahic y Monchi a su llegada de Madrid

Tan sólo una semana después del gran triunfo en el derbi, el ambiente en el Sevilla vuelve a estar enrarecido debido a la contundente derrota en el Vicente Calderón.
Si el presidente Del Nido ya se ha mostrado contundente al afirmar que su equipo dio una "imagen lamentable" en feudo colchonero, los aficionados sevillistas no han sido menos.
Así, algunos de ellos se han dirigido a los integrantes de la expedición sevillista, recién llegada de Madrid al Sánchez Pizjuán. Concretamente, Monchi ha recibido críticas debido a su planificación deportiva, mientras que Spahic ha centrado los comentarios de carios aficionados que le han achacado su falta de actitud en partidos como el del pasado domingo.

Helsinborgs - Levante


Liverpool - Young Boys


«Se llevaron los cuchillos de la cocina»

La previa del duelo entre el Athletic y el Deportivo adquirió tintes violentos en las calles de Bilbao. Los incidentes que precedieron al encuentro en San Mamés entre hinchas radicales de ambos bandos dejaron un saldo de un aficionado gallego herido en una ceja, alcanzado por una botella o una piedra, y dos detenidos por la Ertzaintza. También se vivieron escenas de cierta tensión en algunos locales de la calle Elcano y sus inmediaciones. Como en la cafetería-restaurante Aroaldi, donde los aficionados del cuadro coruñés accedieron en dos ocasiones, la segunda para resguardarse del supuesto ataque de seguidores rojiblancos. «Entraron y se llevaron hasta los cuchillos de la cocina», relata Gonzalo Martín-Marquina, propietario del local, que ha presentado una denuncia ante la Policía vasca por los daños causados en su establecimiento: «Han roto la puerta, la cristalera...».
Los hechos comenzaron, recuerda el dueño del bar, sobre las 14.15 horas. En ese momento, dos coches aparcan en la cercana calle Hurtado de Amezaga. Del interior de los vehículos, según narra, los radicales gallegos, alrededor de un centenar, cogen pasamontañas, bates de madera... «A nosotros nos llamó un amigo por teléfono para avisarnos de que un grupo de aficionados se dirigían a la zona en la que tenemos el bar. Nosotros, por si acaso, avisamos a la Ertzaintza, y en cinco minutos estaban aquí», cuenta con cierto alivio.
Sin embargo, los hinchas fueron más rápidos e irrumpieron de forma agresiva en el Aroaldi. «Eran unos 50 o 60. Fue tan rápido que no sentimos miedo. Nos rompieron la puerta, la cristalera, algo de mobiliario, vajilla...», enumera Martín-Marquina. No obstante, la Policía autonómica les «desalojó» «Entonces llega una cierta calma». Pronto, sin embargo, se repite la escena. En este caso, porque seguidores radicales del Athletic se encuentran con los hinchas del Deportivo y se produce ese enfrentamiento que se salda con un herido y dos detenidos.
«De ciencia ficción»
En ese momento, los gallegos regresan a la cafetería Aroaldi. «Entraron para protegerse de los hinchas de aquí. Es entonces cuando van hasta la cocina y se llevaron hasta los cuchillos», expone el propietario de un establecimiento en el que había «5 o 6 clientes». «Un señor se metió al baño y no quería salir. Había una señora de 90 años... Y el resto se marcharon en el tumulto», aporta el dueño del local, que asegura que se vivieron escenas «de ciencia ficción». «Cuando la policía saca a los radicales por segunda vez, los agentes les ponen contra la pared y les dicen que apunten el nombre y el DNI en un papel para identificarles. ¡Como que se lo iban a dar!», ironiza Martín-Marquina, en cuyo local aún hay bates, cascos de moto, palos...

Un policía arrojó piedras en los incidentes con hinchas de All Boys

A la salida del encuentro disputado ayer con Vélez, hubo serios enfrentamientos. Un efectivo devolvió los objetos lanzados por la parcialidad del "Albo". Algo similar había ocurrido hace unos meses en San Juan
Un nuevo episodio de violencia se vivió ayer a la salida del encuentro que disputaron All Boys y Vélez en Floresta. Tras la victoria del conjunto de Gareca, los simpatizantes del conjunto local fueron obligados a permanecer dentro del estadio durante alrededor de una hora, hasta que se desconcentraran los hinchas de la visita.
Como la salida se demoraba, algunos impacientes espectadores comenzaron a expresar toda su bronca contra los efectivos policiales y la tensión aumentó de tal manera que, cuando finalmente la gente de All Boys pudo retirarse, se registraron fuertes cruces con los integrantes del operativo.
Lo asombroso fue el modo que adoptaron algunos de los policías para disuadir. En un video captado por un hincha del “Albo” se puede ver claramente cómo un oficial levanta una piedra y la arroja contra la multitud que salía del estadio.
 


Tras el reprochable hecho, se registraron algunos heridos, pero ninguno de gravedad.
Un episodio similar ocurrió el pasado mes de abril en la provincia de San Juan. Luego del clásico cuyano entre San Martín y Godoy Cruz, se registraron serios incidentes en las inmediaciones del estadio entre la policía y ambas parcialidades.
En ese momento, los hinchas mendocinos denunciaron que la policía los agredió con balas de goma y también arrojando piedras hacia sus micros. Sin embargo, la cuestión no terminó allí ya que simpatizantes del conjunto sanjuanino también acusaron al operativo policial de dispersarlos tras el encuentro tirándoles cascotes y escombros que estaban en el lugar, lo que luego pudo ser comprobado por el registro fotográfico de los medios locales y por las filmaciones de los propios hinchas.
 

lunes, 26 de noviembre de 2012

At.Madrid - Sevilla


Rayo Vallecano 2-0 Mallorca - Tifo Bukaneros


La FA investigará incidentes xenófobos en el West Ham-Spurs

Un portavoz dela Federación Inglesa (FA) ha anunciado que investigarán los incidentes protagonizados por la afición del West Ham United en el encuentro ante el Tottenham. Parte de la hinchada de los ‘hammers’ entonó cánticos antisemitas, realizó el saludo nazi y se burló de la agresión que sufrió un hincha del Tottenham en Roma.
La FA revisará el informe del encuentro y tomará declaración a los delegados para ver si hubo una actitud merecedora de sanción por parte de la afición visitante, a la que se le acusa de haber cantado ‘Viva Lazio’ y ‘¿Podemos apuñalaros cada semana?’, en lo que sería una clara referencia al apuñalamiento en Roma de Ashley Mills, hincha del Tottenham, el día antes del encuentro entre los Spurs yla Laziode Europa League.
Más graves aún podrían ser las sanciones en caso de quela FA considere que hubo manifestaciones de carácter xenófobo. La afición del West Ham entonó cánticos a favor de Hitler y durante el choque silbó produciendo un sonido que pretendía emular a las cámaras de gas con las que se exterminó a millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial. Además se han publicado vídeos en los que se ven a algunos aficionados realizando el saludo nazi.

Real Sociedad - Osasuna


Rayo - Mallorca


R Bétis - R Madrid


MÉRIDA UD - Jerez


Bukaneros tira de ironía para responder a la campaña de criminalización de Cifuentes y el PP


La hinchada del Rayo Vallecano (bukaneros) ha vuelto a acordarse de la delegada del gobierno (Cristina Cifuentes) como represalia tras los registros cometidos en su sede por parte de la Policía Nacional.
Estos registros fueron causados a petición de la ellao tras implicar directamente a los hinchas del rayo vallecano en los disturbios cometidos en la manifestación que se hizo por motivo de la huelga general el 14-N.
La pancarta, aparecida ayer durante el partido contra el Mallorca, y que se puede ver con datelle pinchando en la imagen superior, decía así:
"Tras un registro riguroso al local, no encontraste a tu marido. Deseamos que aparezca, guapetona".
Es la particular forma que Bukaneros tiene de decirle a Cifuentes y al Gobierno que no van a silenciarlos por más criminalización que ejerzan sobre ellos.
No fue esta, no obstante, la única pancarta que Bukaneros mostró ayer en el estadio del Rayo. También se acordaron del pueblo palestino:

TOLEDO - GIMNASTICO


El primer "hooligan"

El sincero estallido de felicidad de un modesto aficionado al Everton dio origen a uno de los términos esenciales en la historia del fútbol inglés
El término "hooligan" sirve, según la Real Academia de la Lengua Española, para identificar a un "hincha británico de comportamiento violento y agresivo". Esa categoría de aficionado se ha hecho tristemente famosa por los acontecimientos que se extendieron en Inglaterra desde finales de los años sesenta y sobre todo comienzos de los setenta. Pero no siempre fue así. La primera vez que a alguien se le calificó así fue en una final de Copa en 1966 y quien se ganó ese calificativo fue un modesto aficionado del Everton que no fue capaz de controlar su euforia en Wembley.
Eddie Cavanagh no era muy diferente a los miles de aficionados que cada domingo seguían a su lado en las gradas de Goodison Park los partidos del Everton o que llenaban los trenes los fines de semana para acompañar a los "toffees" cuando les tocaba jugar lejos de su estadio. Solo les abandonaba un día, en el derbi del Mersey contra el Liverpool porque se negaba a ir a Anfield: "Nunca pisaré ese lugar" respondía cuando se le preguntaba de forma recurrente por esa manía.
Su vida era el Everton desde que siendo niño se enganchó a los relatos que los aficionados veteranos hacían de los días de gloria protagonizados por Dixie Dean, el hombre que anotó sesenta goles en una temporada y terminó convertido en un símbolo eterno para la hinchada que le verenaba las tardes en que, siendo anciano, se sentaba parsimoniosamente en su butaca del estadio. La habitación de Cavanagh estaba pintada de azul, la casa llena de alusiones al Everton y cuenta su familia que, en su delirio, incluso prohibía utilizar salsa de tomate en la comida para evitar que algo le recordase al Liverpool.
El 14 de mayo de 1966 Cavanagh se subió cargado de esperanza a un tren con destino a Londres tras despedirse ceremoniosamente de su familia en Liverpool. El Everton se había clasificado para la final de la Copa contra el Sheffield Wednesdey. Hacía más de treinta años que no conseguían levantar el trofeo por el que más adoración sienten los ingleses y, salvo una Liga unos pocos años, las vitrinas de Goodison habían permanecido cerradas a cal y canto durante aquel tiempo.
La tarde amenazaba drama para el Everton que entrenaba entonces Harry Catterick. El delantero internacional Fred Pickering se había lesionado días antes y elegir su sustituto había desvelado al cuerpo técnico del equipo de Liverpool. Al final tomaron una decisión difícil de entender para muchos aficionados. Jugó de titular un muchacho de 20 años llamado Mike Trebilcock que había llegado un año antes al club y que apenas había jugado debido a una grave lesión. De hecho, permanecería tres temporadas en el Everton y solo disputaría once encuentros. Sin embargo fue titular aquella tarde en Wembley lo que no hacía presagiar nada bueno para los miles de hinchas que llenaban una de las curvas del imponente estadio.
Los peores augurios se confirmaron a los cuatro minutos de juego con el gol de Jim McCalliog que adelantó al Sheffield Wednesday. El Everton no reaccionaba y poco después del descanso David Ford hizo el segundo para llevar la desesperación a los "Toffees". Pero entonces ocurrieron varios hechos impredecibles. Mike Trebilcock, el hombre que marcaría solo tres goles con la camiseta del Everton, anotó dos de ellos en apenas cinco minutos de aquella final. Dos derechazos secos desde el balcón del área que cambiaron el destino de aquel partido. Cavanagh estalló de felicidad como nunca pudo imaginar. Una fuerza irresistible le hizo saltar la valla que le separaba del campo y comenzó a correr mientras sus fieles le gritaban con estusiasmo. Su imagen era la de un hombre incapaz de frenar su felicidad y que perseguido por los policías ingleses abría los brazos en busca de Trebilcock. Los futbolistas asistían a la escena con asombro. Un policía logró alcanzarle, pero Cavanagh sacó los brazos de la chaqueta que llevaba y el agente se cayó al suelo abrazado a la prenda. Corría ahora en camisa y tirantes en dirección a la portería que defendía Gordon West. A punto de entrar en el área otro policía le placó. Cavanagh se quedó unos segundos tumbado en la hierba de Wembley con los brazos abiertos hasta que fue levantado del suelo. West, el portero del Everton, y Labone, el capitán, intercedieron por él. Fue conducido fuera del estadio donde a punto estuvieron de enviarle a la estación a coger el tren de vuelta. Un mando policial accedió a su ruego de volver a la grada. Lo hizo justo a tiempo de ver a Dereck Temple marcar el gol del triunfo y culminar una de las grandes remontadas de la historia de esa competición.
Cavanagh se acostó como un hombre feliz y dichoso. Pero no podía imaginar lo que vendría después. Su imagen corriendo por Wembley con los brazos abiertos llenaba las portadas de los diarios británicos y simbolizaba la alegría del Everton casi tanto como la imagen de los jugadores recogiendo el trofeo en el palco del estadio. A partir de aquel momento Eddie Cavanagh se convirtió en el hincha más célebre del Everton a quien le llovían invitaciones en los pubs próximos al estadio. Algún tabloide bautizó aquella imagen como "El primer hooligan", sin ningún ánimo peyorativo. Una connotación que nada tiene que ver con lo que vendría años después.

At.Madrid - Sevilla


Un segundo detenido por los incidentes entre hinchas de Athletic y Deportivo

La Ertzaintza ha detenido a un segundo joven por su participación en el enfrentamiento que han protagonizado en la capital vizcaína hinchas del Athletic de Bilbao y del Deportivo de La Coruña horas antes del partido entre ambos equipos en San Mamés.Según ha informado el departamento vasco de Interior, los incidentes se han registrado sobre las dos y media de la tarde en la zona centro de Bilbao.
En un primer momento, los agentes arrestaron a un joven y, posteriormente, fue detenido el segundo. Ambos se encuentran en dependencias judiciales y no se ha facilitado su identidad.En los disturbios han participado una cincuentena de jóvenes y uno de ellos ha resultado herido de un botellazo en una ceja.La Policía Vasca ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido, según la misma fuente.

Levante - Fc Barcelona


R.B. en Bilbao


viernes, 23 de noviembre de 2012

Dos ultras de la Roma, detenidos por atacar a los hinchas del Tottenham

Dos aficionados ultras de la Roma fueron acusados de intento de asesinato después del ataque sufrido por aficionados ingleses del Tottenham en el Campo di Fiori de la capital italiana. Diez aficionados de los 'Spurs' resultaron heridos, uno de gravedad, durante el ataque, en el que participaron unos cincuenta "tifosi". En un principio, el ataque había sido atribuído a ultras de la Lazio.
Sin embargo, dos de los radicales detenidos estaban vinculados al equipo rival de la Lazio, por lo ​​que la agresión pudo haber sido instigada por un grupo de extrema derecha de tendencia antisemita, ya que el Tottenham es tradicionalmente el club "judío" de Londres.
Según la prensa italiana, los dos sospechosos detenidos Francesco Lanari, de 26 años, y Mauro Pinnelli , de 27 años, identificados a través de cámaras instaladas en el Campo dei Fiori. Los ultras contactaron por teléfono para perpretar el ataque. Uno de los heridos, Ashley Mills, sufrió lesiones en la cabeza. Fue ​​ingresado en el hospital en estado grave, pero ya está fuera de peligro.
El dueño del bar donde ocurrió el incidente, Marco Manzi, dijo que los agresores italianos estaban "muy bien organizado". Bloquearon la salida secundaria y utilizaron gases lacrimógenos. "Aislaron a los británicos y arrojaron llaves, mesas, barras y todo lo que encontraron a su alrededor", dijo.
El presidente de Lazio, Claudio Lotito inmediatamente condenó el ataque, y agregó que no haría más comentarios hasta que los hechos fueran esclarecidos. Después, aseguró que "los tifosi de la Lazio no tienen nada que ver en este caso.
Esta no es la primera vez que los aficionados ingleses son víctimas de la violencia en Roma. Aficionados del Liverpool recibieron heridas de arma blanca después de la final de la Copa de Europa contra la Roma en 1984. Desde entonces, los partidarios de Liverpool, Middlesbrough y el Manchester United han sido atacados por los "ultras" de Roma y Lazio.

Lazio niega que los ataques a los aficionados del Tottenham fueran causados por los hinchas del club italiano

La Lazio ha negado mediante un comunicado que los hinchas del club sean responsables de las agresiones producidas anoche en un pub de Roma a aficionados del Tottenham, de los cuales uno se encuentra hospitalizado y otros 11 resultaron heridos. Los aficionados ingleses se encontraban en Roma para presenciar el encuentro de esta noche entre la Lazio y el Tottenham de la UEFA Europa League
Los hechos se produjeron en un pub de la conocida Plaza de Campo dei Fiori, en el centro histórico de la capital, cuando un grupo formado por una veintena de personas entró y empezó a agredir a los aficionados del conjunto inglés y destrozaron el local. Según los testigos, los agresores empuñaban armas blancas, llevaban cascos en la cabeza y llevaban bates de béisbol.
Por último pero el presidente del conjunto italiana ha afirmado que estos hechos tan “cobardes” no fueron realizados por los hinchas de su club. La policía italiana ha realizado varias detenciones y se está investigando su relación con los hechos.

D. Kiev - PSG


Fiscalía vincula a policías en proceso sobre muerte de hincha en Guayaquil

La fiscal ecuatoriana Fanny Castro, que sigue el caso sobre la muerte de un hincha del club Barcelona, vinculó hoy a tres policías en el proceso, con base en unos vídeos en los que uno de ellos recoge casquillos de balas percutidas en la escena del crimen.
Michael Murillo León, de 20 años, falleció de un disparo en la cabeza el pasado 4 de noviembre en la ciudad de Guayaquil, cuando con un grupo de hinchas del Barcelona se dirigía al estadio donde Barcelona y Emelec disputaron el 'Clásico del Astillero', el mayor derbi del fútbol ecuatoriano.
En un principio se especuló que la víctima cayó abatida tras recibir el tiro en medio de una gresca con hinchas de Emelec, aunque la difusión de vídeos sobre la participación de los gendarmes ha despertado sospechas en la fiscal.
Un juez, el pasado 5 de noviembre, incluso dictó prisión preventiva con fines de investigación contra Byron Velásquez, de 26 años, acusado de ser el autor del disparo que mató a Murillo León.
La vinculación de los tres gendarmes se dio a partir de información de la Policía Nacional y el Ministerio del Interior sobre la lista de agentes que habían acudido a controlar la gresca entre aficionados, así como el armamento que usaron.
La muerte de Murillo es la quinta que se da por violencia en el fútbol en los últimos cinco años, mientras que 46 personas han resultado heridas por esas circunstancias.
Murillo León se dirigía al estadio Monumental, del Barcelona, con familiares y amigos vinculados con la barra barcelonista "Sentimiento" cuando se armó una gresca con hinchas del Emelec.
El incidente ocurrió en el puente de la Unidad Nacional, que une a Guayaquil y Durán, la ciudad natal de la víctima, horas antes del 'Clásico del Astillero'.
En el tiroteo también resultó herido Jean Carlos Lavalle Saavedra, de 18 años, quien fue trasladado al Hospital Guayaquil con una herida en el abdomen.
La Policía arrestó a Velásquez días después, luego que hinchas de Barcelona aseguraban que él había sido el causante del disparo, aunque las versiones han cambiado en el transcurso de las investigaciones.
El suceso movió al Gobierno, la Asamblea Nacional y la Federación Ecuatoriana del deporte a lanzar, el pasado 6 de noviembre, la campaña "Tarjeta roja a la violencia en el fútbol".
En una rueda de prensa en Guayaquil ese día, representantes de esas instituciones presentaron los llamados "diez mandamientos" por la paz del fútbol ecuatoriano, una lista de medidas que incluye la realización de un censo de las barras de los equipos.

Videoton - Genk



Fan de los Spurs lucha por la vida después de ser apuñalado en una emboscada

Un grupo de unas 100 personas bien entrenadas, gamberros armados gritando consignas anti-judíos irrumpieron en un pub Roma, donde Ashley Mills, de 25 años, estaba bebiendo con sus amigos Spurs.
Los matones fascistas, conocidos como Ultras, no tuvieron piedad con los Spurs debido a sus vínculos históricos judíos.
Ashley fue apuñalado y otros nueve resultaron heridos cuando los gamberros armados con cuchillos, palos, puños americanos, piedras y gases lacrimógenos
.
Testigos dijeron que escucharon gritos de "Judios" durante el ataque planificado previamente a los aficionados del Tottenham.
Patanes Lazio en su estadio gritaban "Juden Tottenham" - usando la palabra alemana para el Judio - durante el empate 0-0. Una pancarta que proclamaba "Palestina Libre" fue desplegada.
Y surgieron los dos primeros sospechosos detenidos, fans de otro equipo grande de la ciudad, Roma - avivando las sospechas de la banda era una mezcla de la extrema derecha-.
El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, pidió justicia dura y agregó: ". La hipótesis antisemita aumenta la gravedad de la agresión"
La violencia estalló en las primeras horas de ayer, cuando el grupo de agresores entró por la fuerza en el bar Drunken Ship en Campo de Fiori.
Algunos clientes utilizaron taburetes para tratar de defenderse de los gamberros mientras que otros huyeron fuera.
Un londinense, Christopher Allen, de 60 años - quien sufrió heridas en la cabeza y la mano - dijo: "El bar era agradable y civilizado.
"Miré hacia arriba y vi a un grupo grande de chicos fuera tirando pañuelos a lo largo de sus caras. Fue entonces cuando empezó todo. "
Otro fan, que no quiso ser identificado, dijo: "Era como algo salido de una película", "Debe haber sido un ataque planificado previamente.
El jefe del pub, Marco Manzi estuvo de acuerdo, diciendo: " Fueron extremadamente organizados, e incluso bloquearon una segunda salida".
Él continuó: "Había habido unos 30 aficionados ingleses a la 1am. La mayoría de ellos tenían entre 40 y 50 años y eran de buen comportamiento.
"Entonces llegó lo que supongo eran aficionados italianos con cascos moto con sus rostros cubiertos con pañuelos".
"Toda la operación de principio a fin había terminado en unos diez minutos."
Claudio Lotito - el presidente del club de Lazio, que fue multado con £ 32.500 sobre cantos mono en el partido de ida en el norte de Londres. Pero esta vez negó que los aficionados de su club eran los culpables. Insistió: "Es muy fácil hablar de agresión por parte de personas cuyos rostros están cubiertos y decir que son hinchas de la Lazio".
Por ejemplo, entre estos locos y delincuentes, había tres extranjeros vinculados a West Ham United y Leeds que fueron vistos en Roma antes.
Una fuente dijo: "West Ham se han relacionado con la Lazio Paolo Di Canio ya que estaba en el club, y la amistad creció a partir de ahí".
"Ellos también odian a los Spurs, por lo que lo vería como una buena manera de tener una pelea lejos de los ojos de la policía británica".

AIK Solna - Napoli


Marsella - Fenerbahce


Arrestan ocho hinchas del Flamengo acusados de asesinar aficionado del Vasco

La policía brasileña arrestó hoy a ocho integrantes de una hinchada organizada del Flamengo, el club de fútbol más popular de Brasil, acusados de asesinar a un aficionado del Vasco da Gama, entre otros delitos, según fuentes oficiales.
Las detenciones fueron realizadas por la Policía Civil del estado de Río de Janeiro en desarrollo de una operación bautizada como "Fair Play" y destinada a desmontar un grupo criminal que utilizaba la hinchada organizada como fachada.Cerca de 108 policías participaron en la operación para cumplir diez órdenes de prisión -dos de los acusados continúan prófugos- y realizar quince órdenes de allanamiento en diferentes residencias y locales, entre éstos la sede de la "Torcida (Hinchada) Joven del Flamengo", en donde los agentes se incautaron de computadores, documentos y un cofre.
Según la policía, a uno de los detenidos se le incautó un arma al parecer usada en el asesinato el 19 de agosto pasado de un hincha del Vasco da Gama, el histórico rival de patio del Flamengo en Río de Janeiro.El grupo también es acusado de fraude, falsificación de dinero y otros delitos.
Entre los investigados figura Carlos Renato Silva Santos, presidente de la Torcida Joven del Flamengo.La organización criminal fue descubierta gracias al testimonio de otro miembro de la hinchada organizada, según el cual los aficionados violentos infiltrados en la barra brava contaban hasta con escolta armada.
"Toda la estructura utilizada para la práctica de crímenes, incluyendo homicidio y lesión corporal, fue confirmada con lo que decomisamos este jueves", afirmó el comisario Vivaldo Barbosa, jefe de la División de Homicidios de la Policía Civil de Río de Janeiro y responsable por la operación.
La operación fue realizada con base en informaciones del Núcleo de Apoyo a los Grandes Eventos, un grupo creado por la Policía Civil para combatir a los hinchas violentos y garantizar la seguridad durante el Mundial que Brasil organizará en 2014, así como en la Copa de las Confederaciones del próximo año.

Lazio - Tottenham


Detenido un seguidor del Valencia por robo y desórdenes públicos

La Policía Nacional ha informado de la detención el pasado martes de un joven de 23 años, aficionado del Valencia C.F., cuya ubicación en el estadio es la Curva Nord, por los presuntos delitos de desórdenes público y robo con violencia cometidos el pasado 3 de noviembre, dos horas antes del inicio del partido entre el Valencia y el Atlético de Madrid.
El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, según informa una nota de prensa de la Policía Nacional.
Los hechos ocurrieron sobre las siete de la tarde, cuando un grupo de unos 15 seguidores del Valencia aparecieron en la calle Bélgica y comenzaron a lanzar botellas sobre un grupo de aficionados del Atlético que se encontraban allí para asistir al partido, a la vez que gritaban: "A por ellos".
Los aficionados madrileños trataron de huir, cuando uno de los seguidores valencianistas se apoderó de una mochila de una chica, en cuyo interior había documentación personal, llaves de un coche, 80 euros, una bufanda de su equipo, así como una entrada para asistir al partido.
Rápidamente acudieron los policías que se encontraban por la zona, y localizaron a un joven de 21 años que huía del lugar, siendo reconocido por la víctima por lo que fue detenido en ese momento por un presunto delito de robo con violencia.
Como consecuencia de las investigaciones realizadas, los policías en colaboración con los agentes de Madrid identificaron a otro de los presuntos agresores, que ha sido detenido en la mañana de este martes por los presuntos delitos de desórdenes públicos y robo con violencia.
Ese mismo día del partido, hubo otro incidente cuando sobre las tres y media de la tarde en un bar de la calle Bélgica, unos ocho aficionados del Valencia, al parecer atacaron a unos aficionados del Atlético de Madrid, esgrimiendo navajas y botellas rotas, al mismo tiempo que les sustraían mochilas y bufandas, así como nueve entradas para el partido.
Inmediatamente, los agentes se presentaron en el lugar y en su presencia, uno de los aficionados del Atlético de Madrid, de 30 años, golpeó a uno del Valencia ocasionándole una herida que precisó de puntos de sutura, motivo por el que fue detenido por un presunto delito de lesiones.
De igual manera, detuvieron por un presunto delito de robo con violencia a cuatro aficionados del Valencia, de 16, 18, 33 y 44 años, tres de ellos cuya ubicación es la Curva Nord, teniendo uno ellos prohibición a recinto deportivo.
Madrid, Madrid, Spain
Apartado de correos 36.154. Madrid 28080 redaccion@revistasuperhincha.zzn.com
Sign Up with revistasuperhincha Mail
Place your promotional Text Here
First Name: Last Name:
Login to revistasuperhincha mail
User Name: Password:
Technical Support Help Password Reminder
DISTRIBUIDORAS TELÉFONOS DIST. GORBEA, S.A. 945256455 ALDIPREN S.A. 967245872 S.G.E.L. - ALICANTE 965107370 S.G.E.L. - ALMERÍA 950226239 PRENSA DIST. ABULENSE S.L. 920226379 DIST. EXTREMEÑA DE PUBLICACIONES, S.L. 924272411 DIST. IBICENCA DE EDICIONES S.L. 971314961 S.G.E.L. - MALLORCA 971434887 S.G.E.L. - MENORCA 971360743 S.G.E.L. - BARCELONA 932616981 S.G.E.L. - BURGOS 947485413 S.G.E.L. - CÁDIZ 954513889 S.G.E.L. - ALGECIRAS 956626968 S.G.E.L. - CASTELLÓN 961221942 LOGÍSTICA DE CIUDAD REAL, S.L. 926213541 DIST. CORDOBESA DE MEDIOS EDITORIALES 957429051 S.G.E.L. - LA CORUÑA 981795405 DISTRICUEN, S.L. 969235424 S.G.E.L. - GERONA 972400327 DIST. RICARDO RODRÍGUEZ 958401980 S.G.E.L.- GUADALAJARA 915127400 BADIOLAN DIFUSIÓN S.L. 943667057 S.G.E.L. - HUELVA 954513889 S.G.E.L. - JAÉN 953281460 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 S.G.E.L. - LLEIDA 973204700 S.G.E.L. - LUGO 981783403 S.G.E.L. - MADRID 916576900 S.G.E.L. - MÁLAGA 952241800 S.G.E.L. - MURCIA 968239142 S.G.E.L. - PAMPLONA 948189184 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 DIST. ARBESU, S.L. 985263552 S.G.E.L. - ASTURIAS 985732109 MERINO ABIA, S.L. 979713846 S.G.E.L. - LAS PALMAS 928574439 DIST. NOROESTE, S.L. 986252900 DIST. RIVAS, S.A. 923241804 GARCÍA Y CORREA, S.L. 922229840 DIST. JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ, S.A. 942369267 DIST. SEGOVIANA DE PUBLICACIONES 921436423 S.G.E.L. - SEVILLA 954513889 DISTRISORIA S.L. 975239101 DIST. RUEDA, S.A. 977127200 TRADISPCA S.A. 925240604 S.G.E.L. - VALENCIA 961221942 DIST. VALLISOLETANA PUBLICACIONES, S.A. 983239144 DISTRIBUIDORA SIMO PUBLICACIONES, S.L. 944598008 G.E.M.A., 2000,S.L. 980534431 VALDEBRO PUBLICACIONES, S.A. 976451266 DIST. QUATRE BARRES 376822613

.

.