lunes, 21 de noviembre de 2016

Millwall, una historia de violencia

«No one likes us, we don't care», que traducido al castellano significa «No le gustamos a nadie, pero no nos importa» es el lema que desde hace varias décadas resume la filosofía de la hinchada más temida de Inglaterra. En el corazón de una zona marginal del sureste de Londres reside el modesto Millwall Football Club, cuya fama no es fruto de los éxitos deportivos (actualmente juega en la 'Football League Championship', segunda división inglesa), sino del violento comportamiento que sus «hooligans» han mostrado a lo largo de la historia.
El pasado sábado provocaron una espectacular trifulca dentro del estadio de Wembley con motivo de la semifinal de la FA Cup frente al Wigan. A raíz del segundo gol encajado que les condenaba a la eliminación, desataron una pelea que acabó desembocando en un enfrentamiento «cuerpo a cuerpo» con la policía. El balance dejó cuatro agentes heridos y 29 detenidos, amén de cierta sensación amarga en cuanto a que el «hooliganismo» en Gran Bretaña no está tan erradicado como se creía.
Millwall, una historia de violencia
El Millwall fue fundado en 1885 dentro del East End, uno de los barrios más conflictivos de la capital británica también conocido como «la isla de los perros», donde hasta principios de la década de los ochenta se asentaba el puerto marítimo de Londres. Precisamente en aquel estratégico enclave, varios trabajadores de la empresa de manufacturas escocesa, Morton's Jam Factory, dieron origen a un humilde club de fútbol del que emana el escudo de un león rampante haciendo honor al apodo del equipo, «The lions».
A pesar de que en 1910 el Millwall era exiliado de la «isla» en dirección South Bermondsey, al otro lado del río Támesis y a una hora paseando del lugar original, el club mantuvo los orígenes en el nombre. Su nuevo emplazamiento, el antiguo estadio «The Den», pasó a ser uno de los feudos más peligrosos de visitar hasta que en 1993 se levantase a tan solo 500 metros de su predecesor el «New Den Stadium», cuya capacidad para 20.146 personas tampoco ha servido para que los hinchas rivales se dejen caer con frecuencia. La razón estriba en los «detestados» hooligans que pueblan sus gradas.
Los «Bushwackers» y «The Treatment», como así se hacen llamar las dos Firm del conjunto londinense, se han ganado a pulso una pésima reputación a base de cultivar el caos allá por donde pasan. Su falta de escrúpulos provocó uno de los episodios más denigrantes en toda la historia del fútbol británico cuando en 2004 jugando un partido de local frente al Liverpool, comenzaron a reírse de los muertos en la famosa tragedia de Hillsborough que acabó con la vida de 96 personas. Acto seguido, sucedieron una serie de violentos enfrentamientos entre ambas aficiones que meses más tarde, llevaría a la cárcel a varios de sus participantes.
Resulta paradójico que el nivel de violencia exhibido no vaya acompañado de cierto nivel deportivo. El club cuenta sus temporadas por períodos a caballo entre la segunda y la tercera división inglesa, obteniendo como mayor logro un pasaporte para la extinta Copa de la UEFA hace ahora nueve años gracias a la final alcanzada de la FA Cup el curso anterior. Sin embargo, este pobre balance no ha hecho más que reforzar el sentimiento de unión entre los más de 15.000 fanáticos de un equipo que, milite en la categoría que milite, siempre lo han «arropado».
Los enfrentamientos más sonados
En 1978 la «suerte» quiso que el Millwall se viese las caras en la sexta ronda de la FA Cup con el Ipswich Town. Según se dejaban ver los seguidores rivales por el sur de la capital, las escenas de pánico iban en aumento; primero en varias terrazas con un lanzamiento recíproco de ladrillos, botellas, piedras y cualquier objeto contundente con el que poder hacer daño, para después continuar la batalla en las zonas aledañas del estadio donde entraron en acción los temidos cuchillos. Incluso dentro de «The Den», el encuentro tuvo que ser suspendido durante 20 minutos debido a que los incidentes no dejaban de cesar. Aquella tarde primaveral de marzo le costó al club dos años sin poder disputar el torneo.
13 años más tarde, en torno a 10.000 «hooligans» del Millwall se desplazaron a Luton para presenciar un nuevo encuentro de la FA Cup que, poco antes del cuarto de hora, tenía que ser detenido por una descontrolada invasión de campo. Después, los seguidores visitantes arrancaron los asientos para lanzarlos terminando más de 700 dentro del terreno de juego. Los números de aquellos disturbios fueron aterradores: más de 80 heridos, 33 de ellos policías y un total de 31 detenidos a los que se les acusó de causar destrozos dentro del estadio por valor de 15.000 libras de la época. «Esa noche fue una pesadilla. Era algo que nunca había visto antes», declaraba el entrenador del Luton David Pleat. El club de Londres recibiría una sanción de 7.500 libras, mientras que los locales prohibieron la entrada de todas las aficiones contrarias durante los siguientes seis años.
Ya en el siglo XXI (2005), los radicales del Millwall no se tomaron nada bien la eliminación en la semifinales de la misma FA Cup a manos del Birmingham City, derivando el a priori pacífico final de partido en una auténtica batalla campal fuera del recinto. Casi medio centenar de agentes resultaron heridos en medio de una «zona de guerra» que al día siguiente se podía contemplar totalmente destrozada, con vehículos quemados y material urbano reventado.
West Ham – Millwall: Odio histórico
La extrema aversión que se profesan las aficiones de estos dos clubes vecinos supera con creces cualquier otra rivalidad de las islas británicas. Un rencor que ni es reciente, ni es estrictamente deportivo, ya que «hammers» y «lions» (antiguamente «dockers») se enfrentaron por primera vez a raíz de una huelga portuaria que los primeros no respetaron. Más de un siglo después, los «herederos» de uno y otro equipo mantienen viva la llama del odio como quedó patente en los sonados disturbios de 2009 en Upton Park (estadio del West Ham).
Los cuatro años que ambas hinchadas llevaban sin verse, convirtieron aquella eliminatoria de la Copa de la Liga en un hervidero a punto de estallar. La violencia, que ya se había desatado en las calles desde varias horas antes con un seguidor apuñalado y múltiples heridos de diversa consideración, se trasladó al recinto de juego. Tras rozar la clasificación con los dedos, el Millwall vio como el eterno enemigo empataba en el 93’ llevando el partido a la prórroga. Ya en el tiempo extra el West Ham marcó dos goles más que finalmente serían definitivos para lograr el pase, en una contienda que tuvo que suspenderse hasta en tres ocasiones a costa de la invasión de campo de varios aficionados radicales.
Madrid, Madrid, Spain
Apartado de correos 36.154. Madrid 28080 redaccion@revistasuperhincha.zzn.com
Sign Up with revistasuperhincha Mail
Place your promotional Text Here
First Name: Last Name:
Login to revistasuperhincha mail
User Name: Password:
Technical Support Help Password Reminder
DISTRIBUIDORAS TELÉFONOS DIST. GORBEA, S.A. 945256455 ALDIPREN S.A. 967245872 S.G.E.L. - ALICANTE 965107370 S.G.E.L. - ALMERÍA 950226239 PRENSA DIST. ABULENSE S.L. 920226379 DIST. EXTREMEÑA DE PUBLICACIONES, S.L. 924272411 DIST. IBICENCA DE EDICIONES S.L. 971314961 S.G.E.L. - MALLORCA 971434887 S.G.E.L. - MENORCA 971360743 S.G.E.L. - BARCELONA 932616981 S.G.E.L. - BURGOS 947485413 S.G.E.L. - CÁDIZ 954513889 S.G.E.L. - ALGECIRAS 956626968 S.G.E.L. - CASTELLÓN 961221942 LOGÍSTICA DE CIUDAD REAL, S.L. 926213541 DIST. CORDOBESA DE MEDIOS EDITORIALES 957429051 S.G.E.L. - LA CORUÑA 981795405 DISTRICUEN, S.L. 969235424 S.G.E.L. - GERONA 972400327 DIST. RICARDO RODRÍGUEZ 958401980 S.G.E.L.- GUADALAJARA 915127400 BADIOLAN DIFUSIÓN S.L. 943667057 S.G.E.L. - HUELVA 954513889 S.G.E.L. - JAÉN 953281460 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 S.G.E.L. - LLEIDA 973204700 S.G.E.L. - LUGO 981783403 S.G.E.L. - MADRID 916576900 S.G.E.L. - MÁLAGA 952241800 S.G.E.L. - MURCIA 968239142 S.G.E.L. - PAMPLONA 948189184 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 DIST. ARBESU, S.L. 985263552 S.G.E.L. - ASTURIAS 985732109 MERINO ABIA, S.L. 979713846 S.G.E.L. - LAS PALMAS 928574439 DIST. NOROESTE, S.L. 986252900 DIST. RIVAS, S.A. 923241804 GARCÍA Y CORREA, S.L. 922229840 DIST. JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ, S.A. 942369267 DIST. SEGOVIANA DE PUBLICACIONES 921436423 S.G.E.L. - SEVILLA 954513889 DISTRISORIA S.L. 975239101 DIST. RUEDA, S.A. 977127200 TRADISPCA S.A. 925240604 S.G.E.L. - VALENCIA 961221942 DIST. VALLISOLETANA PUBLICACIONES, S.A. 983239144 DISTRIBUIDORA SIMO PUBLICACIONES, S.L. 944598008 G.E.M.A., 2000,S.L. 980534431 VALDEBRO PUBLICACIONES, S.A. 976451266 DIST. QUATRE BARRES 376822613