jueves, 30 de noviembre de 2017

Rusia confrontada al problema de la violencia en el fútbol antes del Mundial

Junto a unos amigos, Andrey voló a Francia durante la Eurocopa 2016 con un solo objetivo: dar a los hinchas ingleses, considerados los fundadores del movimiento hooligan, una lección antes del Mundial 2018.
"Fue como ganar a Brasil", explica a la agencia AFP este treinteañero, que desea proteger su identidad, recordando aquella jornada de violencia en Marsella, el 11 de junio de 2016, horas antes del partido Rusia-Inglaterra.
"Era nuestra última oportunidad de exhibirnos antes del Mundial, porque sabíamos que Putin iba a hacer lo posible para que nada de eso se reprodujese en Rusia", añade.
El estallido de violencia que arrasó el centro urbano de Marsella tuvo un desenlace sangriento. Unas 35 personas, principalmente aficionados ingleses, resultaron heridos, uno de ellos en estado muy grave y cuya vida pendió de un hilo durante unas horas.
A esta escena le siguieron otras de peleas en el interior del Estadio Vélodrome, cuando 200 ultras rusos atacaron a los hinchas ingleses durante el encuentro, que finalizó con empate a un gol.
"Casi-fútbol"
Para los hooligans rusos, medirse a los ingleses, considerados como los fundadores de este movimiento de violencia en el fútbol en los años 1970 y 1980, era una cuestión de reputación. Los rusos, que se han apropiado de esta "subcultura" del fútbol, deseaban mostrar al mundo quien ha tomado las riendas del hooliganismo.
"Estos tipos eran los reyes en los años 1990, antes de que la policía pasase a la acción", subraya Andrey. "En Marsella, tuvieron primero una actitud muy provocadora, pero después se volvieron muy dóciles".
Tras el drama de Heysel, provocado por hinchas del Liverpool en 1985, provocando la muerte de 39 personas, la mayoría hinchas de las Juventus, poco antes de la final de la Copa de Europa, las medidas tomadas por las autoridades inglesas y la creación de la Premier League, convertida en el símbolo del "football-business", prácticamente acabaron con el hooliganismo en el Reino Unido.
Pero en Rusia, el hooliganismo se ha convertido casi un una disciplina deportiva, con cadenas de YouTube dedicadas y que incluso ha sido rebautizado como "Okolo-Football", el "casi-fútbol".
La rivalidad más intensa opone a los seguidores de los principales clubes de Moscú (sobre todo CSKA y Spartak, aunque también Lokomotiv) y los de éstos con los hinchas del Zenit de San Petersburgo o los de otros equipos de otras zonas más pobres del países.
Esta rivalidad traspasa incluso fronteras. El domingo, al menos un ultra del Spartak de Moscú fue detenido en Bulgaria tras haber participado en una "fight" (pelea) en Plovdiv (este), donde acudió para apoyar a los seguidores del club local en un encuentro contra el CSKA de Sofía.
Gracias a una fuerte presencia policial, los incidentes en los estadios rusos son aislados, pero las peleas entre grupos rivales, a menudo organizadas en zonas boscosas, se repiten cada fin de semana.  Y aquellos que siguen este movimiento sabían que Marsella era su última oportunidad de acaparar focos al menos durante mucho tiempo.
"El combate contra el 'casi-fútbol' comenzó hace 5 o 10 años, cuando el movimiento estaba en su máximo apogeo", explica a la AFP el periodista Andrey Malassolov, cuya cadena Fanzone TV trata este tema con frecuencia. "Estos últimos años, el trabajo se ha intensificado y, por supuesto, está directamente relacionado con la Copa del Mundo".
Convertirse en "hombres"
Durante la Copa de las Confederaciones del pasado mes de junio, se instauró una "tarjeta de identidad del hincha" ("fan-ID") obligatoria para todos aquellos que querían presenciar alguno de los partidos en los estadios. Este carnet se entregaba después de comprobar que el solicitante no estaba fichado como hooligan. Esta medida se repetirá durante el Mundial.
Las fuerzas de seguridad rusas trabajan también en estrecha cooperación con los servicios extranjeros, sobre todo ingleses, para impedir la llegada a territorio ruso de personas que pudieran ocasionar disturbios.
Pero la verdadera batalla contra el hooliganismo se ha llevado a cabo en los clubes de artes marciales, donde muchos de los que participaron en los episodios de Marsella se entrenaban.
Según Andrey, las autoridades han tomado medidas contra los líderes de los grupos de hooligans de los principales clubes del país.
"Actualmente, al menos 10 miembros de cada grupo de 'casi-fútbol' está bajo arresto domiciliario", explica. También asegura que la mayoría de ellos no son más que jóvenes "a los que le gusta pelearse".
"Imagina a hombres enviados al ejército, ahí donde los chicos se convierten en hombres. El hooliganismo es lo mismo", concluye.

El alcalde y la Federación de Peñas piden justicia para Jimmy

Tres años después de su fallecimiento en una reyerta entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo en Madrid Río, en las horas previas a un partido entre ambos clubes en el Vicente Calderón, el entorno del hincha del equipo coruñés Francisco Javier Romero, 'Jimmy', sigue pidiendo justicia porque aún no se ha esclarecido el caso.
A esa demanda para que su muerte no quede impugne se ha sumado el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, quien en su perfil oficial en la red social Twitter ha recordado que ya son "tres años sin justicia para Jimmy" y apunta que "su asesinato no se olvida", al tiempo que manda "un abrazo a su familia y amigos".
También la Federación de Peñas del Deportivo ha publicado un mensaje en el que siguen "pidiendo" que haya justicia y sostienen que "sus asesinos siguen libres después de tres años".
El grupo al que pertenecía, los Riazor Blues, han escrito, por su parte, un mensaje en el que explican el "recuerdo" de Jimmy "sigue más vivo que nunca".
"Ni el tiempo ni nadie jamás podrán borrar tu sonrisa y todos los momentos vividos a tu lado, siempre en nuestro corazón, Jimmy vive", han publicado en las redes sociales.
Nadie hasta la fecha ha podido aportar luz a un suceso que conmocionó al deporte y sigue sin haber acusados de su muerte, ni encarcelados, ni responsable alguno.
Tres años sin Jimmy
Cuando se cumplen tres años de la muerte del seguidor del Deportivo de la Coruña Francisco Javier Romero, Jimmy, la Justicia sigue sin esclarecer quiénes fueron los autores de una de las páginas más negras del fútbol español, lo que no deja mucho margen a decretar el archivo de las actuaciones.
Nadie hasta la fecha ha podido aportar luz ante un suceso que conmocionó al deporte y que supuso un antes y un después en la normativa de seguridad en los estadios. No hay acusados de su muerte, ni encarcelados ni responsable alguno.
La única excepción estuvo en el testigo protegido G303 pero las circunstancias, su repentina aparición y su cambio de criterio -es un imputado en el procedimiento principal- han restado valor a su primer testimonio en el juzgado de Menores. Pero ahora tendrá una nueva oportunidad ante la Justicia.
De hecho todas las miradas se dirigen a él, ya que el juez instructor le citará a declarar el próximo enero en una comparecencia en la que apuntará a los autores materiales, pese a que su relato ya fue previamente desacreditado por la Justicia.
Tanto es así que la causa articulada en Menores en torno a su relato fue tumbada por la Audiencia Provincial de Madrid argumentando falta de credibilidad en sus palabras.
Y para aunar más en la incertidumbre de esta persona, la Audiencia de Madrid confirmó hace meses la absolución de los dos ultras que fueron acusados de amenazar al testigo protegido unos días antes de su declaración en Menores.
No obstante, el criterio seguido entonces por la Sección Cuarta y la Sección Primera no lo comparten los magistrados de la Sección Sexta que prefieren agotar el procedimiento y escuchar al testigo antes de pronunciarse sobre el fondo del asunto.
Y eso es lo que el juez instructor hará en las próximas semanas después de tres intentos fallidos para que el testigo y otros dos policías comparecieran en los últimos meses, debido a los problemas de agenda de los abogados y al cambio de letrado que lo defiende.
Este último no lo tendrá fácil para defenderle ya que esta persona deberá comparecer como investigado, pues así figura en este procedimiento, donde está imputado por riña tumultuaria, más aun cuando ya no ostenta la condición de testigo protegido ni la protección que ello conlleva, que le levantó el Juzgado de Menores hace ya meses, por lo que su identidad será revelada.
Un asunto que no es baladí habida cuenta de que fue miembro del Frente Atlético y como imputado ya no goza de protección policial.
Esta diligencia será, probablemente, la última baza de la Fiscalía, la Liga y las acusaciones para evitar el archivo de las actuaciones que ya fue acordado por el magistrado instructor y que la Audiencia levantó hace meses, aunque sin pronunciarse sobre el fondo.
Fuentes jurídicas consultadas por Efe no confían en que el titular del Juzgado de Instrucción 20 de Madrid, Pedro Merchante Somalo, cambie su criterio tras la comparecencia del testigo protegido, por lo que todo quedará en manos de la Audiencia que ya sí deberá resolver este procedimiento sin dilación.
Ahora bien, es preciso señalar que el testigo protegido -que ya no lo será más- declarará dentro de la pieza separada denominada "homicidio y lesiones" para la investigación de la muerte de Jimmy y de las lesiones sufridas por otro hincha, Santiago A.
El alto interés mediático que suscita todo este procedimiento ha dejado en un segundo plano a las actuaciones que se siguen en la causa principal, en la que el juez procesó a 104 personas por un delito de riña tumultuaria como consecuencia de su presunta participación en la multitudinaria pelea del 30 de noviembre de 2014 en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón.
También han pasado tres años para todos estos ultras sin que ninguno de ellos se haya sentado aun en el banquillo de los acusados pese a que algunas acusaciones ya han formulado escrito de defensa.
Las fuentes aseguran que en esta causa no se va a dar un paso adelante sin antes resolver el procedimiento por la muerte de Jimmy.

Varios expulsados por realizar el saludo nazi en el Camp Nou

Con la clasificación casi resulta por el resultado obtenido en el partido de ida, el FC Barcelona afrontó la vuelta de dieciseisavos de la Copa del Rey con la ilusión de dar oportunidades a los menos habituales y seguir dando minutos a los futbolistas del filial. El juego y el resultado acompañaron contra el Real Murcia, aunque la fiesta vivida en el Camp Nou también tuvo alguna nota negativa.
Durante el encuentro fue necesaria la intervención de los servicios de seguridad, que desalojaron de la grada a un grupo de aficionados que estaba provocando altercados y realizando el saludo nazi a los seguidores que los rodeaban. La situación no fue a mayores por la rápida intervención de los empleados del club, y el resto del público dedicó aplausos a su acción para preservar la tranquilidad en el estadio.
Precisamente, y como explicó el vicepresidente del Barça, Jordi Cardoner, el club celebraba coincidiendo con el enfrentamiento una jornada conocida como 'Diada del Socio Solidario', en la que se invita a integrantes de más de 2.000 entidades y colectivos de interés social, que ayudan a mejorar la integración y calidad de vida de personas en riesgo de exclusión social. Diversos actos se realizaron en el Camp Nou, desde fotografías con los jugadores hasta recogidas de alimentos.
"Esta noche es una noche mágica porque hay mucha gente, muchos de ellos niños, que vienen por primera vez de un partido en el Camp Nou", explicaba el dirigente catalán a los medios de comunicación. Por suerte el incidente no fue a más y la atención estuvo sobre el césped, donde se pudo ver un verdadero espectáculo.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Varios locales junto al estadio Metropolitano amanecen con mensajes sobre el ultra del Deportivo asesinado hace tres años.

Varios locales junto al estadio Metropolitano amanecen con mensajes sobre el ultra del Deportivo asesinado hace tres años. 
"Son cuatro chalados, qué le vas a hacer... limpiar y ya está. Vamos a presentar una denuncia más que nada para que lo sepa la Policía, para no estar todo el día el limpiando". Quien habla es el camarero del bar Churretón, situado a pocos metros del estadio Metropolitano del Atlético de Madrid. El suyo es uno de los bares atléticos atacados con el lanzamiento de botes de pintura y pintadas que dicen "asesinos" y "Jimmy vive". 
Estos mensajes hacen alusión al asesinato del ultra del Deportivo de la Coruña, Francisco Javier Romero, alias Jimmy. Este jueves se cumplen exactamente tres años de su muerte en el marco de una pelea entre su grupo de radicales y los ultras del Atlético de Madrid antes de un partido entre sus respectivos equipos en los aledaños del estadio Vicente Calderón, antigua sede rojiblanca.
El bar Churretón se instaló el pasado mes de junio junto al Metropolitano, cerca de la parada de Metro de Las Musas en las que muchos aficionados del Atleti hacen la previa antes de los partidos. En su fachada no tienen ninguna alusión al equipo. "Tenemos una camiseta del Atlético dentro", dice el camarero del lugar en conversación telefónica con este periódico. Este bar amaneció el martes con el lanzamiento de pintura negra en la puerta. "Te tengo que dejar, majo, que me pillas con los menús. Pásate cuando quieras a tomar una cerveza", concluye antes de seguir trabajando.  
Los otros dos bares atacados son el Zapatones (el mote del mito colchonero rojiblanco Luis Aragonés) y el Rifle, también en el barrio de Las Musas. En su caso ha sido esta noche cuando desconocidos han pintado en sus locales las alusiones a Jimmy. Uno de los dueños del bar Zapatones ha confirmado el ataque, pero dice que no tienen pensado presentar denuncia ante la Policía.
En su muro de Facebook han publicado imágenes de las pintadas tanto en su bar como en el Rifle. "Así nos hemos encontrado hoy nuestro negocio, y no somos los únicos, ayer fue el Churretón (al estar cerca de la policía tan solo fueron capaces de tirar el bote de pintura), y hoy junto con nosotros el Rifle", denuncian desde el bar Zapatones.
"Nosotros no somos asesinos, somos humildes trabajadores que intentamos sacar adelante un negocio, que como ya hemos dicho otras veces, es también un sueño, un sueño por el que trabajamos duro todos los días, por nosotros, por nuestros clientes y teniendo en cuenta a los vecinos", añaden.

La bandera tricolor canaria no está "prohibida" en campos de fútbol

La Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte ha emitido una resolución en la que expone que "nunca" se ha ordenado la prohibición de la bandera de las siete estrellas verdes en los campos fútbol.
En el documento, que ha hecho público el Grupo Popular del Parlamento canario, se recoge que si la enseña infringiera la ley de 2007, como por ejemplo la nacionalsocialista, estaría prohibida en todos los campos, y no solo en los de Primera o Segunda División.
Además, precisa que "desconoce" el origen de la información que ha motivado la presentación de una Proposición No de Ley en el Parlamento canario --se ha aprobado este miércoles con el voto en contra del PP--, subrayando que "en ningún momento" se han prohibido las banderas con sentimientos nacionalistas.
La Comisión apunta también que "no tiene conocimiento" de la supuesta prohibición de la Delegación del Gobierno en Canarias ni de si hay denuncias o propuestas de sanción, lo mismo que la propia Liga de Fútbol Profesional, que en una reciente reunión ha aclarado que no hay un "listado" de emblemas que inciten a la violencia.
Asimismo, señala que cuando alguna bandera se ha retirado o retenido ha sido por el material, el tamaño o por si lleva palos o mástiles, y en algunos estadios, por cuestiones de ideología que han generado alteración del orden público.
"Lo habitual es que se trate de banderas exhibidas por aficionados visitantes siendo caso raro, o inexistente, que se impida la entrada o se retiren banderas con simbología de uso habitual por parte de la afición local ya habituada a exhibirlas y tolerarlas en su estadio", recoge la resolución del pasado lunes.

La seguridad, una obsesión de cara al Mundial

La obsesión por la seguridad se palpa a cada paso en Moscú. La Copa del Mundo se convierte cada cuatro años en una prueba de fuego para los cuerpos de seguridad. Más en Rusia, un país bajo la amenaza directa del Estado Islámico, que atentó el pasado mes de abril en el metro de San Petersburgo. 
El papel ruso en la guerra de Siria coloca a este país en un escenario de alerta máxima, más con la repetidas amenazas del Daesh con el Mundial como referente. Además, Rusia tiene frentes militares abiertos en sus fronteras con Ucrania y una tensión siempre latente con Georgia. 
A esos problemas suma Rusia los de los hooligans que arrasaron a su paso por Francia en la pasada Euro y denuncias de diferentes colectivos por discriminación social.Desde que se aterriza en la capital rusa se nota que la seguridad es una prioridad. El tren rápido que une el aeropuerto de Sheremetyevo con la capital en la estación de Bielorrusia está repleto de avisos de las medidas antiterroristas desplegadas. Y lo que sucede en los vagones es registrado por cámaras. Los accesos a las estaciones de metro están protegidos por arcos de seguridad en las más grandes y agentes en los accesos más pequeños con detectores de metales para revisar mochilas y bolsos. Las cámaras de seguridad están bien a la vista.
La seguridad ye de por sí grande en los accesos a la Plaza Roja y la Kremlin se torna imponente en estos días previos al sorteo del Mundial, que tendrá lugar el viernes en la casa de Vladimir Putin, que tomará la palabra antes de que arranque la composición de los grupos.Hasta el centro de prensa se pasan hasta cinco controles de seguridad, uno de ellos separados por apenas 50 metros. 
Es verdad que según se acerca a la sala de prensa se van relajando. Esas medidas se multiplicarán el día del sorteo ante la presencias de las principales autoridades rusas y de los miembros de la FIFA.

«Consentida y placentera», las palabras más hirientes de la defensa de «La Manada» contra C.

Hace tiempo que el letrado de tres miembros de «La Manada»,Agustín Martínez Becerra, utiliza en su estrategia de defensa palabras hirientes, dirigidas a la yugular de C., la joven de 18 años que ya tiene 20 y que ha denunciado a sus tres clientes, y otras dos personas, por una presunta violación grupal en los sanfermines de 2016. Sin conmiseración, ni para ella ni para su familia. Pero este sevillano, del que dicen fue «fichado» como abogado por José Ángel P. en su grupo de ultras del Sevilla, los Biris, para que dirigiese su defensa y la de dos de sus amigos, ha elegido como estratagema de defensa una enconada desacreditación continua a los, digamos, «hábitos sexuales» de la joven.
Para defender la honorabilidad de sus clientes, ayer les tildó de «infantiloides e imbéciles», pero esgrimió que se está hablando de «buenos hijos». Y para convencer de que en su bondad a ella la han tocado, pero solo con su permiso, utilizó dos «palabras ofensivas» a juicio de los 46 periodistas que escuchaban y los 24 ciudadanos arremolinados en la sala 102. La presunta violación fue, en realidad, «una relación consentida y placentera», afirmó rotundamente. Y las reacciones no se han hecho esperar a tal descortesía. El mismo letrado que echa tierra sobre los informes del forense y psiquiátricos de la chica ahora torna en psiquiatra y sexólogo para saber que para ella fue un acto «placentero». Pone en su boca palabras que ella, por supuesto ante el tribunal, nunca ha utilizado, ni tampoco fuera de él, criticaban ayer abogados penalistas consultados por este periódico tras la última sesión del juicio.
Y, aún más allá, Martínez Becerra cuestionó el estrés postraumático acreditado que sufrió la joven: «Cabe vincularlo a un caso de agresión sexual o también a una experiencia sexual mantenida no suficientemente satisfactoria de la que posteriormente se arrepintiera».
Martínez Becerra ha liderado durante las dos semanas de juicio una estrategia de defensa a la desesperada, sin pensar en los efectos para la reputación de una joven como C., un extremo que le han venido afeando en todo el proceso y en multitud de ocasiones el resto de integrantes de la acusación particular. También la fiscal Elena Sarasate, quien no alberga dudas de que ni fue consentida ni fue placentera tal relación sexual «de cinco contra una», dijo el lunes ante el tribunal.
De hecho, en su informe final, relatado el pasado lunes 27 de noviembre ante los tres miembros del tribunal, Sarasate no esquivó términos sexuales para describir la fechoría que habían realizado los cinco amigos sevillanos que forman «La Manada». «Cuando los acusados terminaron y consiguieron lo que querían, la dejaron tirada y semidesnuda», describió, amén de las posturas (en cuclillas, de rodillas, en dog style...) a las que le sometieron a ella.
Para Martínez Becerra, en alusión a la actitud de ella durante el juicio, «difícilmente se pueden realizar felaciones con los ojos abiertos. No es habitual». Nueva tesis de sexología a cargo del letrado.

La guía de la polémica: los consejos para gays y negros que vayan al Mundial de Rusia

Cuando se elige un país como Rusia para realizar un evento, como hizo la FIFA pensando en el Mundial de 2018, se asume que habrá una buena organización, mucho dinero y un empuje importante por parte de las instituciones para que no se escatime en un solo detalle. También se entiende que hay daños colaterales que no se podrán sortear, que le estás concediendo un premio a un país de escasísima cultura democrática y poco afecto a los derechos humanos. La FIFA, tan mercantil, aceptó esas premisas que todos conocían de antemano. Y ahora, a unos meses de que el balón ruede en el país más grande del mundo, se lanzan mensajes que, cuanto menos, preocupan.
Piara Powar es el director ejecutivo de Fare, una ONG heredera de Football Against Racism que se encarga de vigilar cuestiones como el racismo o la homofobia y el racismo en el fútbol y que siempre ha tenido siempre una buena relación con la FIFA y la UEFA. Esta semana ha dado una rueda de prensa para presentar una guía sobre cómo actuar en Rusia si se es homosexual o miembro de una minoría étnica. Porque, a diferencia de los países más avanzados, en Rusia se necesitan especificaciones.
La comunidad LGBT no es bienvenida
"La guía aconsejará a los gais ser cautelosos en los lugares en los que la comunidad LGBT no es bienvenida. El mismo mensaje le damos a los negros o miembros de otras minorías étnicas. Id a la Copa del Mundo, pero sed cautelosos. Los aficionados homosexuales que vayan por la calle cogidos de la mano corren peligro por hacerlo, aunque también depende de qué ciudad sea y de la hora del día", explica Powar sobre la guía.
La guía también recoge las peculiaridades legales de Rusia sobre cuestiones de homosexualidad. En el país no está prohibida, pero sí que hay leyes específicas que prohiben la enseñanza de la homosexualidad a menores. "Los problemas de la comunidad LGTB no son parte del discurso público del país, la gente gay tiene un lugar en Rusia, pero está bastante escondido", explica Powar para relatar las cuestiones culturales relativas a la homosexualidad en el gigante euroasiático.
El fútbol, donde anidan muchos intolerantes, es también correa de conducción de los mejores valores. Por eso, aficionados tanto de Inglaterra como de Alemania han pedido a la FIFA que aclare si podrán ondear banderas arco iris en el Mundial. No es este un problema exclusivo de Rusia, es que la FIFA y la UEFA restringen en los estadios cualquier simbolismo político por parte de la grada -y, de ahí, el lío de las esteladas-. Lo que quieren aclarar esas aficiones es que una bandera que reclama derechos para los homosexuales no es un acto político sino de sensatez. No tienen, por el momento, una respuesta clara del organismo. Tampoco a la guía de uso que presentó Fare.
Homofobia institucionalizada
Fare quiere que la FIFA sea mucho más clara en sus posiciones, no solo por Rusia, en general. Recientemente han quitado unas multas que se habían puesto por cantos homófobos a la federación mexicana, lo cual consideran un mal presagio para lo que puede llegar. "No hay en las reglas de FIFA nada específico sobre las ofensas homófobas", explica Powar. "Creemos que se tendría que clarificar, que tendría que recogerse en la normativa. Es crítico que el mensaje de la FIFA en este sentido pueda darles pie a actuar en casos como estos", remata.
El problema de la homofobia en un país con una homofobia casi institucionalizada es obvio, pero no es el único, ni siquiera el más llamativo, al que se enfrentarán las aficiones en Rusia. En la Eurocopa de Francia los ultras del país sembraron el pánico en las calles. En un país obsesionado con el terrorismo, como era el galo en aquel momento, aparecieron brotes de extrema violencia y de racismo por parte de unos grupos que más parecían una mafia organizada que un grupo ultra al uso europeo.
En aquel momento desde Rusia se lanzó el mensaje de que el problema no existía y era parte de una conspiración occidental y de la prensa británica, una explicación que, por otra parte, es bastante habitual desde el Kremlin. Año y medio después, sin embargo, parece que las instituciones del enorme país se han empezado a mover para controlar a los radicales. 300 de ellos ya saben que no accederán a ningún estadio del Mundial y se ha nombrado a Alexei Smertin, exjugador del Chelsea, como inspector de la Federación rusa sobre racismo y discriminación. Powar cree, además, que se lo están tomando en serio.
"Los políticos rusos siempre se sienten atacados, pero después de un tiempo aceptan que tienen problemas que afrontar. La población local está orgullosa de celebrar el Mundial y quieren aparentar ser un buen anfitrión", concluye Powar. No es este el primer evento que se estrella contra un país en el que los derechos humanos se tratan como algo secundario. Ha habido Juegos Olímpicos en China y en Rusia hace no demasiado. Al final, los eventos salen, los problemas se disipan o se silencian hasta que se va el gran circo. A pesar de todo, el problema existe, Rusia es Rusia y eso obliga a ONG's como Fare a recordar que, por la seguridad, hay gente que tiene que caminar por la calle con más cuidado del que tendrían en casa.

La Audiencia juzgará al organizador de la pitada al himno en la final de la Copa del Rey de 2015

La Audiencia Nacional juzgará el próximo 12 diciembre al presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot, por organizar la pitada al himno en la final de Copa del Rey de fútbol entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao en 2015, según ha difundido la entidad que preside.Espot está acusado de injurias a la Corona y ultraje a los símbolos del Estado, delitos por los que se sentará en el banquillo del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional y por los que la Fiscalía pide que se le imponga una multa de 14.400 euros.
El fiscal le responsabiliza de actuar "en ejecución de un plan preconcebido y planificado por él mismo con el deliberado y firme propósito de ofender y menospreciar al Jefe del Estado español y al himno nacional, por lo que ambos representan como símbolos para los sentimientos colectivos identificados con la nación española".Catalunya Acció fue una de las organizaciones independentistas que repartieron 10.000 silbatos entre los asistentes a la final para instigar la participación en la pitada, convocada a favor de la independencia y en contra de lo que consideraban símbolos españoles opuestos a Cataluña.
Según el escrito del fiscal, Espot publicó el 28 de mayo de 2015 en el perfil de Facebook de Catalunya Acció un manifiesto titulado: "Por la pitada al himno español y al rey Felipe de Borbón".El manifiesto señalaba que Cataluña "vive una situación política decisiva" y, añadía que en ese contexto "se explican las grandes movilizaciones de los últimos años que han conseguido poner la independencia de Cataluña como eje central de la política catalana".Para llegar "a la victoria final, que no es otra que la proclamación del Estado catalán independiente", Espot planteaba añadir a los frentes "político, social, cultural o lingüístico" el de "la protesta colectiva cívica".
Y, en ese contexto, emplazó a todos los catalanes asistentes al partido a producir "una sonora pitada" en señal de protesta, para lo que Catalunya Acció repartió silbatos.
Finalmente, recuerda el escrito de la acusación pública, el día de la final se produjo "una masiva y colectiva pitada" que hizo "inaudible" el himno nacional, mientras se retransmitía este acto "nacional e internacionalmente", "consiguiendo así el acusado la materialización del plan ideado".Los hechos "fueron presenciados públicamente por millones de personas, y generaron un sentimiento de indignación en gran parte de la población española en cuanto fueron despreciados y rechazados símbolos representativos de su dignidad como pueblo y como nación".
A finales de julio, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, tras decretar dos veces el archivo de esta causa, dictó auto de apertura de juicio oral por estos hechos al entender que las actuaciones investigadas "ofrecen méritos suficientes para exigir responsabilidad criminal".
El pasado 14 de noviembre, Espot compareció a petición de la Fiscalía como investigado ante Andreu y se acogió a su derecho a no declarar, alegando que se trata de una "causa politizada" y que se estaba vulnerando su derecho a la libertad de expresión.Antes de llamarle a declarar, Andreu había archivado la denuncia que dio lugar a la apertura a esta causa, interpuesta por VOX y Manos Limpias, argumentando que la Fiscalía no vio delito en otra pitada al himno en 2009 en la final de la Copa del Rey en Mestalla (Valencia) y en presencia del jefe del Estado, por lo que fue finalmente archivada.

La Grada Fans cumplió con el Madrid…y tendrá clásico

El Real Madrid estuvo arropado por menos aficionados que en otras ocasiones, pero quiénes no faltaron a su cita fueron los seguidores de la Grada Fans. Fue un partido donde además se garantizaron su presencia en el que será el gran partido para acabar el año: el Clásico del día 23.
Nunca fallan, son la voz del Santiago Bernabéu que alientan a los jugadores y se dejan en cada partido la voz animando a los de Zidane. La Grada Fans cumplió su cometido y se llenó para animar a los suyos y esta fidelidad tiene premio, o mejor dicho: premiazo. 
Y es que el hecho de poblar de camisetas blancas la Grada Fans tiene como premio que todos ellos puedan estar el próximo 23 de diciembre con las gargantas afinadas para el gran Clásico contra el Barcelona. Y es que el club lo había advertido previamente ya que parecía que con el rival, la hora y hasta la climatología, parecía que la grada iba a estar más despoblada. Para evitarse esa imagen que en nada beneficiaría al club, el Real Madrid sacó un comunicado donde aseguraba que aquellos que no acudieran, tampoco podrían ocupar su localidad ante el Barça.
Una medida que ha hecho que la Grada Fans se llene como en las grandes ocasiones, lo que simboliza que pese a todo, el equipo está por encima de todo y eso los jugadores lo agradecen siempre. La Grada Fans está este año más presente que nunca, con una nueva ubicación y con un mayor espacio para que el Bernabéu sea cada vez más un estadio donde se aprieta al rival y se alienta al equipo.

Real Madrid - Fuenlabrada




Málaga - Numancia



¡Le roban la bota y tiene que negociar con los revoltosos ultras rivales!

Cada vez es más normal encontrar situaciones dantescas como la del vídeo en los estadios de fútbols del mundo, dado el poco control y seguridad que se aprecia en los recintos deportivos.
Peet Bijen, jugador de Twente, perdió la bota en el área rival y cuando la quiso recuperar ya era demasiado tarde: estaba en poder de los ultras del AZ., según recoge

martes, 28 de noviembre de 2017

RCDE - Getafe


Aficionados blaugrana crean el CDR Barça

Los Comités en defensa de la República se han convertido en una pieza más y muy importante en los últimos meses después del proceso independentista de Catalunya que ha adoptado parte de la sociedad catalana. Formado por voluntarios, estos CDR cada vez son más y ahora, incluso, llegan a la órbita del Barça en clave reivindicativa.
La última novedad es la creación del CDR del Barça. Un grupo de aficionados disconformes con las últimas acciones del club enfocado hacia el país, han dado un paso adelante para reivindicar la "catalanidad" del Barça que históricamente siempre ha tenido. En un comunicado se explica que el objetivo es "fortalecer a este Comité de Defensa de la República y para vertebrar, en paralelo a la acción institucional del Club como entidad, el alma democrática, cívica y comprometida con la catalanidad del F.C.Barcelona".
Recordando episodios de reivindicación social histórica durante la época prefranquista y también durante la franquista, además de las últimas actuaciones que han afectado de lleno a la política catalana. "El F.C.Barcelona y su masa social, en unas circunstancias excepcionales como estas, tienen que estar a la altura de nuestro compromiso democrático y con el país. Eso obliga al Club, a la entidad y a sus directivos a no esconderse detrás de chantajes impropios de sistemas democráticos o de contratos mercantiles que desposeen al fútbol y sus clubs de su alma deportiva y social", se dice en el comunicado.
Apoyo de la masa social
La iniciativa también ha tenido un gran recibimiento dentro de la masa social del club. Después de que el CDR del Barça dejara la puerta abierta a las peñas, socios, seguidores y simpatizantes, gran parte del conjunto del barcelonismo social se ha unido a la causa. Asociaciones y peñas asiduas al Camp Nou, al Palau Blaugrana y de todo el territorio catalán, han hecho un gesto de apoyo. Manifiest Blaugrana, Seguiment FCB, la Penya Almogàvares, Dracs 1991 o Sang Culé ya se han posicionado a favor.
Una nueva iniciativa de país de la afición del Barça que se une a una acción para pedir democracia y libertad. Una movilización para apostar por la "pluralidad interna" del Barça y luchar por los valores del club.

La amenaza del Real Madrid a sus aficionados

El Real Madrid ha amenazado a un sector de sus aficionados. Los responsables de la Grada Fans del Real Madrid han avisado a los miembros que forman parte de este sector de animación del Santiago Bernabéu que la entidad madridista no dejará acudir al clásico Real Madrid - FC Barcelona de la Liga Santander 2017 / 2018 del próximo 23 de diciembre a los que no participen este martes en los actos de animación de la Copa del Rey 2017 / 2018.
El Real Madrid ha amenazado a un sector de sus aficionados. Los responsables de la Grada Fans del Real Madrid han avisado a los miembros que forman parte de este sector de animación del Santiago Bernabéu que la entidad madridista no dejará acudir al clásico Real Madrid - FC Barcelona de la Liga Santander 2017 / 2018 del próximo 23 de diciembre a los que no participen este martes en los actos de animación de la Copa del Rey 2017 / 2018.

El recuerdo de Mladic agita el odio en el fútbol serbio

La figura de Ratko Mladic, condenado la semana pasada a cadena perpetua por genocidio durante la Guerra de Bosnia (1992-1995), sigue flotando sobre el fútbol serbio. El domingo, durante un partido liguero, ultras del Estrella Roja, el club serbio más importante del país, corearon el nombre del criminal de guerra. Además, un club de segunda división abandonó el campeonato para denunciar la pasividad de las autoridades ante cánticos de ese estilo. Asimismo, este fin de semana, un equipo amateur salió al campo con camisetas en recuerdo de Mladic.
"Una vergüenza para el Kabel Novi Sad -club del que formaban parte los jugadores-, para el fútbol, para Voivodina (norte de Serbia) y para el deporte en general", señaló la Liga de los Socialdemócratas de Voivodina (LSV). Este partido regional exigió sanciones para dejar claro que "la promoción del odio y de los crímenes no será tolerada" en Novi Sad, la tercera ciudad del país.
Por su parte, el NK Novi Pazar, octavo clasificado de la segund división serbia, informó de la retirada de la competición tras el partido del domingo en Dobanovci, cerca de Belgrado. "El árbitro Maksimovic hacía oídos sordos mientras el público coreaba en favor del criminal de guerra Ratko Mladic, probablemente porque nadie reacciona tampoco cuando lo glorifican en otros lugares", anunció el club. Novi Pazar es la capital de Sanzdak, región serbia fronteriza con Bosnia y donde el 60% de la población es de origen bosniomusulmán.
Mladic, comandante de las fuerzas serbobosnias y conocido como El Carnicero de Srebrenica, fue condenado la semana pasada a cadena perpetua por el Tribunal Penal Internacional de La Haya, por crímenes de genocidio y lesa humanidad contra bosniomusulmanes.

Piden cárcel para dos ligallos por una agresión con golpes y botellazos

La Fiscalía sentó ayer en el banquillo a seis miembros del Ligallo Fondo Norte como presuntos autores de la paliza sufrida el 13 de diciembre de 2015 por un joven de 23 años, a quien tuvieron que poner más de 30 puntos de sutura –en la cabeza y un codo– tras encajar puñetazos, patadas y hasta botellazos. La agresión se inició en el bar Generis de la calle Héroes del Silencio, pero continuó después a las puertas del establecimiento hasta que llegó la Policía y practicó las tres primeras detenciones. El resto de los arrestos se practicaron a lo largo de las dos semanas posteriores a los hechos.
Los seis encausados se enfrentaban a penas de prisión, pero cuatro de ellos –Fernando O. G., Víctor D. P., Sergio G. A. y Adrián M. T.– reconocieron su participación y sus defensas y las acusaciones (la particular estuvo ejercida por el letrado Fernando Baringo) llegaron a un acuerdo y serán penados con sendas multas de 270 euros (tres meses de multa a razón de tres euros diarios) más otros 1.650 euros en indemnizaciones (1.500 al joven que recibió más de 30 puntos de sutura y 150 a una chica a la que le rompieron las gafas) por un delito de riña tumultuaria. Quienes no quisieron sumarse al arreglo fueron Jesús B. M. y Gonzalo A. D., que aseguraron ante la juez que no estaban en el lugar de los hechos.
La agresión se produjo sobre las 4.00, después de que un joven que estaba celebrando un cumpleaños con unos amigos recriminara al grupo de los acusados que se metieran con una chica. "Me pegaron un puñetazo y me quedé desubicado. Luego tuvieron que llevarme al hospital, donde me pusieron puntos en la sien, la parte de atrás de la cabeza y un codo", explicó ayer la víctima. Otra compañera recibió también golpes, pero no precisó asistencia médica.
Según Jesús B. M., al que asiste la letrada Carmen Sánchez, aquella noche (sábado) él estaba con su novia y su familia viendo una película en casa, ya que se encontraba enfermo, y solo salió a la calle entre las 22.00 y las 0.30, más o menos, a cenar algo a un bar cercano a su domicilio. Por su parte, Gonzalo A. D. asegura que esa noche estaba en Pamplona, donde reside porque está matriculado en la universidad de esta ciudad, estudiando para un examen que tenía el lunes siguiente a los hechos. Sus tres compañeros de piso testificaron en el juicio y corroboraron su versión.

Ultras en Sudán exhiben una pancarta con la imagen de Hitler y la palabra holocausto

Los ultras del Al Hilal Omdurman (Ultras Blue Lions) exhibieron una pancarta con un retrato de Adolf Hitler y la palabra 'holocausto' durante un partido de la Primera División de Sudán contra el Al Merreikh Omdurman. 
Una imagen detestable que no recibió ningún tipo de castigo ya que la policía no vio razón para intervenir.
La liga de Sudán fue escenario de uno de los momentos más polémicos y condenables del fútbol africano. La afición del Al-Hilal Omdurman quiso asustar a sus rivales y darle ánimo al equipo con un impactante recibimiento que dejó ser espectacular cuando se mostraron una bandera con el rostro de Adolf Hitler.
En el marco del clásico ante el Al-Merreikh Omdurmán, los ultras encendieron una decena de bengalas cuando los equipos saltaron al terreno de juego, pero además desplegaron dos pancartas con la frase "holocausto" y una gigante con el rostro del genocida.
La policía no interfirió para no generar disturbios pero la televisión no mostró las imágenes que sí fueron difundidas por las redes sociales a través de los aficionados que allí se encontraban. Por su parte, los jugadores se acercaron a pedir que quiten las banderas y apaguen los fuegos de artificio.

Al-Hilal Omdurmán es el equipo más importante de Sudán, ha ganado 27 título, fue dos veces finalista de la Copa Africana de Campeones y una de la Champions League Árabe, mientras que su clásico es el segundo más ganador de su país.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Barakaldo CF - SD Amorebieta



Córdoba - Cultural


Un 2017 plagado de agresiones a árbitros: "Los peores son los padres"

Christian Vera es árbitro de Segunda Regional, asistente de Primera y dirige también partidos de fútbol base. Tiene 21 años y lleva arbitrando desde los 13 gracias a su abuelo. Ocho años en los que ha vivido de todo.
«¡Eso es roja! No tienes ni idea, ¡sinvergüenza! ¡Ponte gafas!».Son las nueve de la mañana de un sábado en el barrio de Aluche, en Madrid. Un padre acompaña a su hijo de doce años al campo de fútbol, le deja en la entrada y se va a por un café. Le acompañan otros padres, otras madres, tíos, hermanos, abuelos. Una escena que se repite en cientos de miles de familias, en cientos de miles de campos por toda España. Se habla del frío, del trabajo o de política hasta que el hijo y sus compañeros salen a calentar. «¡Venga eh! ¡A por ellos! Va, va, va, toca. ¡Rápido!». No habla el entrenador, de pie, tranquilo, charlando con su segundo mientras los niños despiertan. Habla el padre, con el café en el estómago y el nervio en la garganta. Su partido ya ha empezado.Son, también, las nueve de la mañana de un sábado en el barrio de Aluche, en Madrid. Christian Vera, de 21 años, no pudo salir a tomar algo con sus amigos ayer por la noche porque le tocaba partido a primera hora. Llega al campo una hora antes del inicio para ver el césped, las redes de las porterías y prepararse. Le gusta hablar con los entrenadores y ver dónde está la grada. Una escena que repiten cientos de miles de árbitros por todos los barrios de España. Sale andando al terreno de juego mientras observa a los niños calentando. «¡Vamos árbitro! ¡Pórtate bien!», le gritan desde la grada. No cruza miradas pero lo escucha. Se ríe. Ahí empieza su partido.«¡Pero si no le ha hecho nada! Es un mierda, hombre», exclama un padre sobre un niño de doce años que se ha lesionado por la patada de su hijo. «Sí, sí le ha hecho», replica su mujer. El partido se va calentando como se calientan los derbis, los de La Liga y los de barrio, que para muchos son lo mismo. Da igual que sean hombres o niños, hooligans o padres, el fútbol se vive igual en la tierra de Aluche que en la hierba del Wanda Metropolitano, y Christian lo sabe: «No hay categoría tranquila ni fácil. Los peores son los padres. Da igual que sean niños, chicos, sénior o femenino. A lo mejor estás teniendo un partido relajado y uno te empieza a insultar porque no le gusta algo».En este campo, Christian vivió la peor situación de su carrera como árbitro hace cuatro años. Por aquel entonces tenía 16, era menor de edad y dirigía un derbi de categoría juvenil entre el Cantera FC y el Villaverde Bajo. El partido acabó 3-0 y los visitantes lo pagaron con él tras el pitido final. «El entrenador vino a darme la mano y no me la soltaba. Cada vez me la apretaba más. Empezamos a discutir y me acabó dando un cabezazo en la espalda. Mis padres estaban allí, mi madre atacada de los nervios... Llegó la Policía y acabamos en un juicio en el que no me quiso pedir perdón». A día de hoy ese entrenador no puede entrenar ni jugar al fútbol de manera federada, apartado de los campos y dado de baja por su club por agredir, recordemos, a un niño de 16 años al que se le dio por meterse a árbitro.
¿Te planteaste dejarlo después de la agresión?
Al contrario, lo cogí con más ganas.
«Lo cogí con más ganas». Un año después, en ese mismo campo pero en categoría Regional, Christian dirigía otro derbi, otro partido caliente que tuvo que suspender después de expulsar a cinco jugadores de un equipo. «Vinieron todos a pegarme, no sabía dónde meterme y de la nada apareció el capitán del equipo local, que se llevó los puñetazos por mí». Esa vez no hubo Policía ni juicio, a pesar de que varios mayores de edad intentaron agredir, recordemos, a un chico de 17 años.'Una patada en la cara deja inconsciente a un árbitro de 18 años', 'Persiguen y lanzan piedras a un árbitro en categoría cadete', 'Botellazo a un árbitro en 3ª División', 'Un juvenil partió la nariz a un árbitro'. Son todo noticias. El Sindicato de Árbitros ha denunciado ya más de 50 agresiones físicas a colegiados durante el año 2017, el triple que en 2015 y 2016. Hay casos en categoría sénior, juvenil, infantil... E incluso en benjamines. Ningún padre, familiar o aficionado va a reconocer que un sábado a las nueve de la mañana está insultando a un chico en un partido de niños como el que vemos en Aluche. Pero pasa. Los entrenadores hablarán de valores y respeto hacia el colegiado hasta que el próximo fin de semana leamos sobre una agresión en algún campo de barrio. Quizá en en el que estamos hoy. «Nunca se sabe cómo va a reaccionar la gente. Es una lotería. Puedes tener una actuación brillante que da igual, al salir te van a recriminar algo», admite Christian.
¿Qué opinan tus padres de que seas árbitro?
Mis padres siempre me han apoyado, vienen a verme cuando pueden y la que peor lo pasa es mi madre, porque es con quien más se mete la gente cuando me insulta. Al principio ella respondía y se metía con el público pero ya no, no es la mejor opción. Cuando sé que un partido puede ser más complicado directamente le digo que no venga, que venga a partidos de niños, que en teoría son más tranquilos.
¿Uno se acaba acostumbrando a los insultos?
Al principio no. Cuando entras a árbitro te hacen un test para que aprendas a no hacer caso a esas cosas. Intentas no entrar en su juego, intentas que te dé igual, pero es inevitable escucharlo.
En Aluche una madre graba cámara en mano el partido entero, un padre levanta los brazos cada vez que un niño falla un pase y otra se mete con el juego del rival: «Qué sucios, qué asco, qué gentuza». Los padres del otro equipo la miran en un amago de trifulca pero un señor mayor aparece para calmar los ánimos: «A estos niños hay que ayudarles y al árbitro también, porque todos lo quieren hacer bien», comenta la voz de la experiencia. No sirve de nada.Últimos minutos de partido y los visitantes ganan por un gol. A un niño le duele la pierna, se tira al suelo y Christian para el juego, señalando su reloj para que jugadores, entrenadores y aficionados vean que va a añadir más minutos. «Buenooooo... Ya estamos perdiendo tiempo. ¡Que pida una ambulancia!», protesta una madre del equipo rival mientras se ríe de la lesión. Otra vez tensión, otra vez el señor mayor: «El fútbol saca lo peor del ser humano».El partido termina con victoria visitante, los niños se abrazan y le dan la mano al rival, los entrenadores se felicitan por el buen rato y el árbitro se va a vestuarios, contento por una buena actuación. «¡Era falta clara!», protesta un hombre. «Vaya partido hemos perdido, ¡qué desastre!», se lamenta un padre. «El fútbol si no es discutir, no es fútbol», sentencia el abuelo.Christian ha ganado 28 euros por arbitrar este encuentro de niños. Quedaba cerca de su casa así que en el cobro no entran las dietas que sí tiene en algunos partidos de Regional, donde el salario va de los 70 a los 100 euros por choque. Teniendo en cuenta que dirige entre dos y cuatro de diferentes categorías cada fin de semana, hablamos de unos 500 euros al mes.
¿Merece la pena ser árbitro?
Ahora para mí es un hobby, lo disfruto y tengo pensado seguir mucho tiempo. Tengo 21 años y tuve temporadas en las que me lo tomaba muy en serio, fue ascendiendo cada curso hasta llegar a Primera Regional, pero ahí entre lesiones y demás bajé de categoría. Mi objetivo es llegar a Tercera División, donde los árbitros cobran 300 euros por partido, y si es posible Segunda B, donde ya vistes Adidas, viajas, etc... Es difícil y hay que tener suerte, eso sí.
Todos llevamos dentro un entrenador de fútbol, pero al que no solemos reconocer es al ultra que nos sale cuando vemos un partido. «Yo también insultaba al árbitro cuando jugaba», confiesa Christian. «Pero ahora intento entenderle. La gente tiene la opción de ver cinco repeticiones por la televisión y él no tiene ninguna. El fútbol es el peor deporte para un árbitro».
¿QUÉ OPINAN LOS CLUBES?
«El fútbol es un reflejo de la sociedad y el fútbol aficionado no lo es menos. Hace falta mucha educación, mucho espíritu deportivo por parte de padres, jugadores y árbitros. De todos», comenta Pablo García, presidente del Racing Villaverde (Madrid), que critica a los padres pero también lanza un consejo a los árbitros: «Los padres deberían ir al campo a ver y disfrutar del partido, porque al final el hijo ve al padre y para él es un referente. Pero también los árbitros deben hacer un acto de reflexión porque hay veces que su comportamiento tampoco es el más adecuado, aunque no quito responsabilidad a padres y jugadores. Esta sociedad necesita más cultura y educación para erradicar todas estas circunstancias».
Juan Manuel, por su parte, es entrenador de categoría chupetín (4 y 5 años) en Adepo Palomeras (Madrid):«Es impensable que un padre entre en el aula del profesor a decirle cómo tiene que dar la clase, cosa que sí ocurre en el fútbol. Es un deporte, y más en categorías de niños, donde lo importante es que ellos disfruten y los demás somos tan sólo educadores. Entre todos tenemos que fomentar el respeto por todos los que formamos parte de este mundillo».

Tenerife - Rayo Valecano


Real Oviedo - Numancia


Real Madrid - Málaga



Salmantino - Unionistas


Alavés - Eibar


Ambiente irrespirable

Si la situación deportiva del Córdoba sigue siendo dramática, con el equipo colista e incapaz de reaccionar con una victoria tan balsámica como utópica, la social no es mucho mejor. De hecho, mientras que el club blanquiverde ya no puede descender más posiciones en la clasificación, sigue bajando peldaños en la frustración, la indignación y el hartazgo de la afición.
La grada de animación, creada y amparada por la directiva del Córdoba, prosiguió ayer por un camino que ya marcó en aquel Córdoba-Nástic de infausto recuerdo, y que a la postre supuso la destitución de Luis Carrión como técnico. En aquel encuentro, conforme iban cayendo uno detrás de otro los goles del equipo catalán (hasta cinco anotaron), desde aquel sector de El Arcángel comenzaron los cánticos contra Carrión, que fueron in crescendo conforme se acercaba el fin del partido. Pero anoche la imagen, y sobre todo lo escuchado en la grada del coliseo blanquiverde, fue aún más tétrico. La grada de animación comenzó a lanzar dardos contra otros grupos del cordobesismo, al grito, primero, de «menos tuitear y más animar». Como es bien sabido, desde las redes sociales, especialmente desde Twitter, se viene criticando con dureza a la propiedad y las decisiones de índole tanto social como deportiva de los González. Pero conforme el Córdoba era incapaz de generar peligro sobre la meta de Jesús Fernández, y era más evidente que el marcador no se movería del 2-2 que lució al término del choque, el ambiente fue volviéndose más tenso y enrarecido. Luego le tocó a la plataforma ‘CCF Somos Nosotros’, a la que se preguntó desde aquel sector de El Arcángel «dónde está». El resto del estadio, en esta ocasión, rompió a corear el ya manido «González vete ya», con una intensidad como nunca en la presente temporada. Cántico, por cierto, que no fue continuado por la grada de animación, lo que provocó pitos y gritos entre unos y otros en el fondo sur del estadio cordobesista.
El término del partido dio con los jugadores en el centro del campo, aplaudiendo para agradecer el esfuerzo de la hinchada, finalmente baldío, por apoyarles en los 90 minutos. Fue el único momento en el que todos los aficionados, excepto los que se marcharon, cansados, antes del final, se unieron en una sola voz para pitar y abuchear a sus jugadores.
Ya lo habían hecho durante el propio partido con algunos de ellos, en especial con Pinillos. Si hay algo que pueda ser aún peor que la situación deportiva del equipo, último e incapaz de lograr una victoria desde hace ya ocho jornadas, es una afición desunida, enfrentada entre sí, con grupos divergentes y unida solo para arreciar contra la plantilla.

Ultras del Salmantino copian a la Lazio y usan a Ana Frank contra el Unionistas

Los aficionados del Unionistas de Salamanca están indignados. En los últimos días han aparecido en la ciudad pegatinas en las que se ve a Ana Frank, símbolo de la lucha contra el nazismo, con la camiseta su equipo, en un acto similar al que hace unas semanas realizaron los ultras de la Lazio. 
Según han denunciado varios seguidores en las redes sociales, algunas calles de Salamanca se han llenado con estas imágenes pegadas en farolas y paredes, especialmente en la zona del Paseo de la Estación y la Avenida de París, en un mensaje utilizado como insulto antisemita.
En un primer momento se ha señalado a ultras del CF Salmantino, miembros de 'Bastión Blanquinegro', como los autores de esta acción racista que ha 'calentado' el derbi de este domingo, aunque las peñas de ambos equipos ya rechazaron la violencia en los últimos días. 
Los hechos han ocurrido en la previa del duelo de la ciudad entre el CF Salmantino y el Unionistas, ambos en Tercera División, un enfrentamiento entre dos equipos que nacieron en 2013 tras la desaparición de la UD Salamanca, que llegó a militar 12 años en Primera División, pero que tienen diferente filosofía y forma de funcionamiento. Por ahora, el Unionistas es el líder del grupo castellano-leonés. El partido es este domingo a las 17:00 horas.
Además, en la pegatinas que se han distribuido por las calles de la ciudad castellana se puede ver modificado el escudo del Unionistas y el emblema es muy similar al del Hapoel Tel Aviv israelí,  equipo judío con una afición tradicionalmente de izquierdas.
Hace unos meses, algunos ultras de la Lazio dejaron en el fondo sur del Estadio Olímpico de la capital de Italia unas pegatinas con un fotomontaje que mostraba a Ana Frank con la camiseta de la Roma, cuyo objetivo era insultar a sus rivales, varios de ellos se encuentran en la cárcel por este motivo

viernes, 24 de noviembre de 2017

Hinchas alemanes protagonizan un altercado junto a San Mamés

Después de que durante la jornada de ayer no hubiera incidentes y se viera a numerosos hinchas alemanes por las calles de Bilbao con toda tranquilidad, tras el partido ante el Hertha se registró algún altercado. Según fuentes policiales, un grupo amplio de alemanes se desplazó a Alameda de Urkijo, al parecer tras mediar una provocación, y arrojó objetos a un conocido supermercado cercano al estadio de San Mamés.
Después, un grupo de radicales del Athletic agredió a dos jóvenes aficionados del Hertha que iban solos y dado que los seguidores rojiblancos les recriminaron su actitud los agresores comenzaron a lanzar botellas y vasos en una céntrica calle bilbaína cercana al estadio. Uno de esos hinchas del Athletic cayó fulminado a consecuencia de un puñetazo.
La Ertzaintza ha abierto un protocolo de actuación tras los incidentes de público que hubo a la finalización del Athletic-Hertha. Investigan una trifulca nada más salir de San Mamés y peleas y agresiones en las cercanías de Licenciado Poza.
Una dotación de la policía autónoma vasca tuvo que intervenir después de que una centena de aficionados alemanes se vieran involucrados en una serie de incidentes en los alrededores de la Alameda Urkijo. Los hinchas del Hertha se dirigieron a una zona que suele estar frecuentada por seguidores del Athletic. La tomaron con el mobiliario urbano y con un centro comercial. También quemaron un contenedor de basura.La Ertzaintza tuvo que intervenir minutos después en la confluencia de Licenciado Poza con María Díaz de Haro, donde un grupo de aficionados del Athletic comenzó una pelea contra un número reducido de seguidores que vestían la camiseta del Hertha. Según testigos presenciales la pelea fue desproporcionada y varios hinchas rojiblancos mediaron para evitar que fuera a mayores.El Hertha estuvo acompañado en Bilbao por alrededor de 3.000 seguidores, la gran mayoría de ellos situados en una zona acotada en la Tribuna Sur Alta. Las 2.700 entradas que se vendieron en Berlín convierten al conjunto alemán en el equipo europeo que más aficionados ha congregado en San Mamés. El resto de las localidade se distribuyeron en Bilbao, muchas de ellas a estudiantes de Erasmus y trabajadores con residencia en Bizkaia.
Varios hinchas del Hertha rompen la cristalera de un bar de Bilbao
La derrota del Herha ante el Athletic no sentó muy bien a varios hinchas alemanes, quienes lanzaron varios vasos contra la cristalera del bar Newton, ubicado en la calle Urquijo, muy cerca de San Mamés. Como consecuencia de dicho altercado, las personas que estaban en la zona se refugiaron en un supermercado cercano. Antonio, el dueño del establecimeinto, se resignaba tras lo ocurrido y con escoba en mano, recogía los cristales de la acera y del interior del bar.

La afición abandona al Everton el día en el que firma la compra de los terrenos para su nuevo estadio

Las derrotas se digieren mejor en soledad, por aquello de velar el duelo en la intimidad, aunque aplicado al fútbol se le pueda dar la vuelta a este argumento. Los aficionados aplauden las glorias y castigan las derrotas, en la misma medida en la que los réditos son compartidos pero los fracasos dependen de actores concretos. En el caso del Everton, un club que esta temporada se ha gastado 158 millones de euros en fichajes (la mayor partida de sus historia y el cuarto mayor desembolso de la Premier esta temporada por detrás de City, Chelsea y United), la derrota está siendo la tónica habitual. El jueves perdió contundentemente ante el Atalanta (1-5) en la Liga Europa, y sus aficionados empezaron a dejarle claro que en ese barco puede que terminen caminando solos.
Goodison Park, un estadio con capacidad para 40.569 espectadores, el undécimo con mayor aforo de los 25 que se reparten por toda Inglaterra (Wembley, con 90.000 asientos sigue siendo el mayor), registró la peor entrada de la temporada, con solo 20.000 butacas ocupadas. La imagen, captada por los objetivos de los fotógrafos desplazados al campo, ejemplifica de la manera más cruda el distanciamiento que existe entre una afición que registraba una media de 38.710 espectadores a lo largo de la temporada, y que empieza a estar harta.
La estampa se produjo casualmente el día en el que la dirección club anunció la compra de los terrenos en los que se pretende construir el nuevo estadio del Everton, junto al muelle Bramley Moore en la ribera del río Mersey, valorados en cinco millones de libras (5,8 millones de euros), según confirmó el alcalde de Liverpool, Joe Anderson. El acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y el club, que ha presupuestado la construcción de su nuevo estadio en 300 millones de libras (unos 348 millones de euros), recoge que el consistorio recibirá una cuota anual del club a cambio de la participación del consejo del Puerto de Liverpool.
"Nuestro partido ha sido inaceptable", resumió David Unsworth, entrenador del Everton, en rueda de prensa. "Seguimos concediendo goles muy fáciles, y los equipos no están teniendo que trabajar demasiado para marcarnos. Los jugadores deben asumir su responsabilidad", añadió el técnico. Unsworth se hizo cargo del banquillo después de que el presidente Bill Kenwright, el consejo de administración y el principal accionista, Farhad Moshiri, tomasen la decisión de destituir a Ronald Koeman a finales del mes de octubre.
Además de la ambiciosa inversión en fichajes, el Everton apeló al sentimentalismo de sus aficionados con el regreso de Wayne Rooney, uno de sus futbolistas más icónicos, que, sin embargo, ha tenido, cuando menos, un nulo impacto deportivo. El jugador, de 32 años, disputó los 90 minutos del encuentro ante el Atalanta, una circunstancia que no ocurría desde el pasado 15 de octubre ante el Brighton en liga (1-1). Su escasa aportación sobre el campo (cinco goles y una asistencia en 19 partidos), se ha complementado con una secuencia de episodios extradeportivos que no han hecho más que emborronar su regreso a Goodison Park 13 años después de fichar por el Manchester United. El 1 de septiembre fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol después de abandonar una cena junto a una mujer que no era su esposa, por lo que fue le fue retirado el permiso durante dos años, resultó condenado a 100 horas de trabajo social para la comunidad y el Everton le retiró el sueldo durante dos semanas, lo que conllevó una pérdida de unos 363.000 euros.
Tras conseguir un solo punto en cinco partidos, los toffes están eliminados de la Europa League y en la Premier ocupan la 16ª posición con 12 puntos, a tres del descenso.

El PSG, sancionado con un partido sin los ‘ultra’

El París Saint Germain (PSG) fue sancionado a disputar un partido de liga con la tribuna donde se concentran los aficionados ultras cerrada, por los incidentes que provocaron estos al lanzar cohetes el pasado 27 de octubre, frente al Niza.
La Comisión de Disciplina de la Liga Profesional de Fútbol anunció esa sanción, justificada por el "comportamiento de los aficionados del París Saint Germain" en aquel encuentro.
En un comunicado, la LPF se refirió al "uso de artefactos pirotécnicos" desde la tribuna de Auteil, del estadio del Parque de los Príncipes, conocida por ser donde coinciden los hinchas más radicales.
El cierre se hará efectivo durante el partido que se celebrará el próximo miércoles frente al Troyes.

Ath Bilbao - Hertha


Everton - Atalanta



Lyon vs Apollon Limassol.


Lokomotiv Moscow - Copenhagen



Partizan - Young Boys 23.11.2017.


Madrid, Madrid, Spain
Apartado de correos 36.154. Madrid 28080 redaccion@revistasuperhincha.zzn.com
Sign Up with revistasuperhincha Mail
Place your promotional Text Here
First Name: Last Name:
Login to revistasuperhincha mail
User Name: Password:
Technical Support Help Password Reminder
DISTRIBUIDORAS TELÉFONOS DIST. GORBEA, S.A. 945256455 ALDIPREN S.A. 967245872 S.G.E.L. - ALICANTE 965107370 S.G.E.L. - ALMERÍA 950226239 PRENSA DIST. ABULENSE S.L. 920226379 DIST. EXTREMEÑA DE PUBLICACIONES, S.L. 924272411 DIST. IBICENCA DE EDICIONES S.L. 971314961 S.G.E.L. - MALLORCA 971434887 S.G.E.L. - MENORCA 971360743 S.G.E.L. - BARCELONA 932616981 S.G.E.L. - BURGOS 947485413 S.G.E.L. - CÁDIZ 954513889 S.G.E.L. - ALGECIRAS 956626968 S.G.E.L. - CASTELLÓN 961221942 LOGÍSTICA DE CIUDAD REAL, S.L. 926213541 DIST. CORDOBESA DE MEDIOS EDITORIALES 957429051 S.G.E.L. - LA CORUÑA 981795405 DISTRICUEN, S.L. 969235424 S.G.E.L. - GERONA 972400327 DIST. RICARDO RODRÍGUEZ 958401980 S.G.E.L.- GUADALAJARA 915127400 BADIOLAN DIFUSIÓN S.L. 943667057 S.G.E.L. - HUELVA 954513889 S.G.E.L. - JAÉN 953281460 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 S.G.E.L. - LLEIDA 973204700 S.G.E.L. - LUGO 981783403 S.G.E.L. - MADRID 916576900 S.G.E.L. - MÁLAGA 952241800 S.G.E.L. - MURCIA 968239142 S.G.E.L. - PAMPLONA 948189184 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 DIST. ARBESU, S.L. 985263552 S.G.E.L. - ASTURIAS 985732109 MERINO ABIA, S.L. 979713846 S.G.E.L. - LAS PALMAS 928574439 DIST. NOROESTE, S.L. 986252900 DIST. RIVAS, S.A. 923241804 GARCÍA Y CORREA, S.L. 922229840 DIST. JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ, S.A. 942369267 DIST. SEGOVIANA DE PUBLICACIONES 921436423 S.G.E.L. - SEVILLA 954513889 DISTRISORIA S.L. 975239101 DIST. RUEDA, S.A. 977127200 TRADISPCA S.A. 925240604 S.G.E.L. - VALENCIA 961221942 DIST. VALLISOLETANA PUBLICACIONES, S.A. 983239144 DISTRIBUIDORA SIMO PUBLICACIONES, S.L. 944598008 G.E.M.A., 2000,S.L. 980534431 VALDEBRO PUBLICACIONES, S.A. 976451266 DIST. QUATRE BARRES 376822613

.

.