viernes, 20 de julio de 2018

Las peñas del Rayo rechazan la tercera equipación

La Agrupación de peñas del Rayo Vallecano ha hecho un comunicado oficial en sus redes sociales mostrando su rechazo por la tercera equipación presentada por el equipo. La ADRV se ha mostrado descontecta y ha explicado que tanto el presidente del club, Raúl Martín Presa, como su consejo de administración ha presentado una equipación sin consultar ni escuchar a la afición; una afición que siente que esos colores "no representan al club".
Tras la presentación de las tres equipaciones, el presidente del Rayo declaró que la tercera equipación, que combina los colores rosa, verde y azul, "tiene un rayo de esperanza". Además, Presa ha comentado que el color verde "simboliza ese futuro que con la ayuda de las personas hay que mejorar". 
La agrupación de peñas se siente insatisfecha y ha mostrado su malestar respecto al diseño de la equipación, que incluye un trébol que tiene como objetivo identificar a la Federación Española de Enfermedades Raras y que pretende apoyar a la causa donando 5€ por cada camiseta vendida.
Sin embargo, y ante esta iniciativa, la ADRV ha afirmado que "con la falsa excusa de la solidaridad, el club quiere pisotear los valores y la historia de nuestro club". Además, ha añadido que "esa solidaridad que vende el señor Presa como propia y de la que tanto se enorgullece, será pagada una vez más con el dinero de la afición". Asimismo, la agrupación de peñas ha comentado que "el dinero que se donará a la FEDER pasará previamente por las cuentas de la Fundación Rayo Vallecano, que lleva más de 7 años sin presentar sus cuentas". 
Con estas declaraciones, la ADRV se ha posicionado totalmente en contra de la equipación y ha concluido su comunicado con un contundente final "Por respeto a la historia rayista, no a la tercera equipación".


El líder Yomus 'Alfarrasí' niega haber participado en las agresiones ultras del 9 d'Octubre

Vicente Javier Estruch, considerado el líder del grupo de ideología de ultraderecha Yomus, y otros dos investigados han negado este jueves haber participado en las agresiones registradas en la manifestación vespertina del 9 d'Octubre, Día de la Comunitat Valenciana.
Estruch, conocido como 'Alfarrasí' o 'cap de pot', ha tenido que acudir este jueves a los juzgados de València para declarar, como investigado, por los incidentes registrados el 9 d'Octubre en la marcha -bajo el lema 'Sí al valencià'- en los que se vieron afectados participantes y periodistas. A su llegada a la Ciudad de la Justicia de València, el investigado ha llamado "pesados" a los medios de comunicación que esperaban su comparecencia y ha negado ser él quien aparecía en las imágenes de las agresiones. "No soy yo. ¿No sabes que no soy yo?", ha respondido.
Ya ante el titular del Juzgado de Instrucción número 15 de València, Vicente Javier Estruch se ha acogido a su derecho a no declarar, como ya hiciera en su anterior comparecencia ante el magistrado por esta causa, el 1 de diciembre del pasado año. Sí han prestado declaración, en cambio, otros dos de los 17 investigados en este proceso en el que se investigan los incidentes registrados el pasado Día de la Comunitat Valenciana.
El primero de ellos también ha negado que sea uno de los agresores que aparecen en las imágenes aportadas a la causa, según ha podido saber Europa Press de fuentes conocedoras de la declaración. El segundo de los citados este jueves por el titular del Juzgado de Instrucción 15 de València también ha declarado. En concreto, se ha desvinculado de los grupos que protagonizaron las agresiones y ha argumentado que no sabía que esa tarde había una manifestación en las calles del centro de València ni su contenido y que se vio envuelto en los incidentes.
En total, en este procedimiento judicial hay 17 investigados por presuntos desórdenes públicos y lesiones, entre otros. El juez abrió una investigación tras las diligencias de oficio que acordó la Fiscalía Provincial de València. Otras entidades, como la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, presentaron también denuncias por estos hechos ante el ministerio público.

Los ultras del Torpedo frenan el fichaje de Botaka: "Nuestras alineaciones son sólo blancas"

Polémica en el fútbol ruso. El Torpedo de Moscú de Segunda división hizo oficial el fichaje del defensa de 19 años Erving Botaka-Yoboma... pero ha tenido que dar marcha atrás por la presión de los ultras del club. 
El futbolista, nacido en Rusia pero de orígen congolés, ha sufrido abusos racistas de los radicales del equipo ruso del que es también canterano tras jugar el último curso en el Lokomotiv."Puede que tengamos el negro en nuestros colores, pero nuestras alineaciones son blancas", afirmaron los ultras que, además, censuraron su fichaje a través de un comunicado amenazante contra la directiva del Torpedo: "Si no respetáis nuestras tradiciones y reglas, veremos quién lo lamenta".
El dueño del club, Roman Avdeyev, criticó la actitud de sus ultras: "No hay criterios de color en nuestros fichajes". Y el presidente del sindicato de futbolistas ruso, Alexander Zotov, calificó de "idiotas" a unos ultras que "no representan a su fútbol": "Ha habido cambios de actitud en la Copa del Mundo, pero sigue habiendo grupos de idiotas. 
Hemos visto a una sociedad abierta en el Mundial, pero continúa existiendo gente con vista limitada en nuestro país".

martes, 17 de julio de 2018

El deporte intenta reconciliar a la antigua Yugoslavia

Más de veinte años después del final de la guerra, la ciudad bosnia de Mostar sigue siendo una ciudad dividida. De un lado de su puente del siglo XVI, la mayoría de la población es bosniaca (musulmana), en el otro se concentra la minoría bosniocroata (católica). Durante largas épocas de su historia, ambos pueblos vivieron en paz, pero la destrucción del puente por las tropas bosniocroata en 1993 simbolizó la ruptura de la convivencia y una época de enfrentamientos fratricidas entre los pueblos de los Balcanes. En 2004 se reconstruyó el puente, pero el extraño ambiente en Mostar durante la final del Mundial de fútbol, que enfrentó a Francia con Croacia, sugiere que la reconciliación todavía no ha llegado a los Balcanes.
La inesperada serie de victorias de la selección croata en el Mundial de fútbol ha desatado una fiebre patriótica en Croacia, instrumentalizada por hábiles políticos como la presidenta del país, la conservadora Kolinda Grabar-Kitarović. La hasta ahora desconocida dirigente croata se ha ganado la admiración de aficionados de todo el mundo con gestos como acudir a los partidos con la camiseta de su selección, bajar a abrazar a los jugadores al vestuario o celebrar un Consejo de Ministros en el que todos los miembros del gabinete lucían la equipación de Croacia. Algunos tuiteros han rebajado el entusiasmo despertado por la presidenta croata, recordando sus políticas reaccionarias respecto a gitanos y refugiados.
El entusiasmo por las victorias de Croacia en el Mundial no parece haberse extendido al resto de los Balcanes. El recuerdo de las masacres cometidas por ejércitos y grupos paramilitares de diversos pueblos durante las guerras de los noventa parece más fuerte que el de la antigua Yugoslavia, cuando jugadores de diversas procedencias participaban juntos en los campeonatos internacionales. La permanencia de las divisiones fue visible en Mostar durante la final, el pasado domingo. En el lado bosniocroata de la ciudad, la expectación era absoluta horas antes del partido. Los bares estaban forrados con los cuadros rojos y blancos de la selección y coches embanderados recorrían las calles. Durante el partido, los bares estaban repletos y la emoción de ver Croacia a un paso del triunfo se palpaba entre los aficionados, bosnios de nacionalidad pero croatas de corazón.
En el lado bosniaco (término con el que se conoce a la mayoría musulmana de Bosnia-Herzegovina) no parecía que se estuviese jugando ningún partido importante. Las calles estaban tan poco concurridas como cualquier domingo y el sol abrasador de julio golpeaba en silencio las ruinas que todavía quedan desde el asedio de la ciudad en 1992 y 1993. Todo el mundo recuerda el empeño por destruir el rico patrimonio histórico de la ciudad del dirigente bosniocroata Slobodan Praljak, que se suicidó con cianuro cuando el Tribunal de La Haya lo condenó a veinte años de prisión, en 2017.

En algunos bares del lado bosniaco ponen el partido, pero el público parece dividido. Algunos celebran discretamente los goles de Croacia, mientras otros no dudan en festejar los de Francia. Sin embargo, cuando el equipo francés recibe la Copa del Mundo, en los bares del lado bosniaco de Mostar no reina la alegría del aficionado que ha visto su equipo ganar, sino más bien la indiferencia o el alivio del que quería ante todo que perdiese el otro. En los bares bosniocroatas, cada uno asume la derrota como puede. Unos jóvenes visiblemente enfadados tiran los petardos que traían para la celebración y encienden desafiantes unas bengalas. Otras (mujeres, la mayoría) optan por celebrar la hazaña de su equipo, que ha rozado la Copa del Mundo cuando nadie se lo esperaba.
La compleja relación entre deporte y política en los Balcanes también se ha manifestado con la victoria del tenista serbio Novak Djokovic en Wimbledon. En Montenegro, que fue parte de Serbia hasta su independencia en 2006, la afición estaba de parte de Djokovic, al menos en el pueblo costero de Herceg-Novi. La fidelidad a su histórico aliado pareció imponerse a los resquemores derivados de la ruptura de la federación de Serbia y Montenegro, el último episodio del largo proceso de desmembración de la antigua Yugoslavia iniciado en 1991. En el bar de la estación de autobuses de Herceg-Novi, la derrota del mallorquín Rafael Nadal en la semifinal de Wimbledon fue recibida con unánime entusiasmo.
Tanto Djokovic como la selección croata de fútbol han intentado que sus triunfos sirvan para avanzar en la difícil reconciliación entre los pueblos de los Balcanes, en lugar de agravar las divisiones provocadas por una década de guerras y masacres. El tenista serbio apoyó a la selección croata con una foto en su cuenta de Instagram, al que respondió el futbolista Luka Modrić afirmando que los jugadores croatas también son “fan” del serbio. No todas las reacciones fueron tan amigables: el político serbio Vladimir Djukanovic llamó a su compatriota Djokovic “idiota” por apoyar a sus vecinos croatas, abriendo un debate en la redes sociales que mostró las resistencias de muchos a superar las heridas de la guerra.
Sin embargo, la nostalgia de la antigua Yugoslavia, en la que los pueblos de los Balcanes convivieron en paz durante décadas, también sigue presente. No en vano, los periodistas deportivos se divierten imaginando cómo sería hoy una selección yugoslava, con los mejores jugadores de cada república balcánica. Suelen llegar a la conclusión de que formarían un “equipazo”, como tituló el Depor hace poco, un pequeño símbolo de que los pueblos de los Balcanes tendrían mucho que ganar si enterrasen de una vez su doloroso pasado de enfrentamientos fratricidas.

El sevillismo boicoteará la Supercopa en Tánger

A 26 días para la Supercopa de España, en el Sevilla no se ha recibido todavía la confirmación oficial “definitiva” de que el torneo que le enfrentará al Barcelona se vaya a jugar el día 12 y en la ciudad marroquí de Tánger. Hay poca ilusión y el enfado permanece aunque el presidente de la Federación, Luis Rubiales, afirmara hace unos días que José Castro, su homólogo en Nervión, le pidió que “forzara” la fecha y el lugar para no tener que vérselas con los hinchas.
Desde la entidad se mantiene que eso no fue así y aceptarán lo que viene a regañadientes, incluidas 6.000 entradas que, en principio, no creen poder agotar. “Estamos muy enfadados, los aficionados y los profesionales. Creo que no se ha tratado bien al Sevilla y era una final que la afición tenía muy en mente, quería disfrutar de una final... Seguro que no se van a desplazar en señal de enfado y me parece muy lógico. Es un tema que mejor zanjar ya”, dijo el director deportivo Joaquín Caparrós.
El Sevilla incluyó el encuentro en el abono y ahora los socios reclamarán el dinero de ese partido, algo para lo que Rubiales prometió una compensación económica de un millón de euros. Pero desde el Sánchez Pizjuán se teme que serán muy pocos los aficionados que decidan cruzar el estrecho después de que en las redes sociales surgiera el hashtag #NoALaSupercopaEnTánger.
Tanto la Federación de Peñas Sevillistas San Fernando como la facción más ultra del club, Biris Norte, mostraron su desacuerdo con la Federación y Luis Rubiales en sendos comunicados. Ambos organismos se desmarcan por completo de la Supercopa y han asegurado que no organizarán viajes, como ha hecho siempre para las muchas finales que el club de Nervión ha jugado durante la última década. El hecho de que el partido se juegue en 12 de agosto, con muchos aficionados de vacaciones, y que haya que tener que sacarse pasaporte en unas fechas complicadas desde el punto de vista burocrático complica más aún la afluencia de aficionados del Sevilla.

Los 'tifosi' de la Juve se acordaron del Nápoles en la presentación de Cristiano

Y no para bien, precisamente. La rivalidad entre los dos clubes va más allá de lo estrictamente deportivo, y no pocas veces se ha escuchado este infame cántico: "Vesubio, lavali col fuoco", 'Vesubio, lávales con fuego'.
Lo que debería haber sido una jornada festiva ha sido empañada por la mala baba de los de casi siempre. Un grupo de ultras de la Juventus comenzó a corear la infame cantinela que en no pocos estadios se escucha, dedicada al Nápoles y los napolitanos.
"Vesubio, lavali col fuoco", 'Vesubio, lávales con fuego'. Un cántico que en el pasado llegó a costar cierres parciales de estadios y fuertes multas, y que hoy en día no parece ni perseguido.
De hecho, la prensa napolinada denuncia la pasividad hacia quienes entonan el cántico en las visitas del Nápoles. La FIGC hoy en día lo considera una ofensa, y no un cántico racista.
Quizá sea que no haya odio en esas cuatro palabras, en las que se desea que una erupción del Vesubio arrase la bahía de Nápoles. Tal es la impunidad que hasta en la presentación de Cristiano se escuchó.

lunes, 16 de julio de 2018

Se registraron serios incidentes en el entretiempo de Colón-Central

Otra vez la violencia opacó una tarde de fútbol. Esta vez fue un enfrentamiento entre hinchas de Colón y Central en la cancha del primero, por la ida de los cuartos de final de la Copa Santa Fe.
Los incidentes se registraron en el entretiempo del compromiso. Los mismos se dispararon luego de que un grupo de simpatizantes del local intentara robar una bandera aurizaul.
Tras este hecho comenzaron los incidentes. Primero hubo un cruce verbal, luego comenzaron a lanzarse con butacas, y a continuación los hinchas de Colón fueron en busca de los de Central. Ahí fue cuando intercedió la policía.
Tras ejecutar varios disparos al aire para evitar el enfrentamiento, los uniformados desalojaron a la parcialidad visitante y la acompañaron hasta las afueras del estadio.




Disturbios en Francia durante la celebración del Mundial





















Dos aficionados mueren en Francia durante la celebración del campeonato del mundo

Dos personas han fallecido la noche del pasado domingo en Francia, durante la celebración de la victoria del combinado francés en el Mundial Rusia 2018, informa Le Monde.
Una de las muertes ocurrió en la ciudad de Annecy, donde un hombre se fracturó el cuello al saltar a un canal poco profundo. Mientras que en Saint Félix, un conductor falleció luego de perder el control de su coche y estrellarlo contra un árbol. Las celebraciones en todo el país también han dejado varios heridos, a causa de diversos incidentes.
Los incidentes se registraron la tarde de este domingo cuando cientos de miles de personas se congregaron en las calles de París para celebrar la victoria de su selección en la final del Mundial de Rusia, informa BFM TV.
Grupos de personas rompieron escaparates en los Campos Elíseos, se subieron a los coches, robaron botellas de alcohol de las tiendas, e incluso arrojaron piedras, botellas y sillas a los agentes de Policía.
La Policía reprimió a los manifestantes con gases lacrimógenos y cañones de agua. En las ciudades de Lyon y de Beauvais también se registraron enfrentamientos. 
En la ciudad de Nancy un hombre resultó herido tras caer del techo de un camión cuando celebraba la victoria de Francia.

Disturbios en París durante la celebración de la victoria de Francia en el Mundial, en imágenes





Cuatro espontáneos saltan al campo durante la final del Mundial

Hasta ahora, el Mundial se había desarrollado sin incidentes. Ni ultras, ni problemas en los estadios, ni nada. Sin embargo, en la final, la Policía rusa tuvo que detener a cuatro espontáneos que saltaron al césped en el minuto 53 de encuentro, ya en la segunda mitad, justo cuando Croacia trataba de llegar con la pelota hasta la meta gala. En ese momento, el colegiado tuvo que parar el partido. Los espectadores fueron detenidos y retirados.
Los espontáneos saltaron cuando el encuentro se encontraba 2-1. Se adelantó primero Francia en el partido. Griezmann se sacó una falta y la puso para que Mandzukic, de cabeza, sin querer, se metiera el balón en su propia portería. Sin embargo, poco tiempo después, el conjunto croata puso las tablas en el marcador. Perisic aprovechó un rechace en la frontal del área para recortar a Kanté y mandar un balón cruzado a la portería.
El segundo para los franceses lo marcaría Griezmann, protagonista en el primer tanto galo. El delantero del Atlético de Madrid anotó de penalti por una mano de Perisic que el árbitro, después de visionar la jugada en el VAR, consideró que era penalti. Así se fue el partido al descanso. Después Pogba, con un disparo desde fuera del área, haría el tercero para Francia.

Las peñas del Sporting se suman a la condena política a la violencia ultra

La Federación de Peñas del Sporting se ha sumado hoy a la condena unánime de los grupos políticos del Ayuntamiento de Gijón a la violencia y se ha solidarizado con IU, que fue denunciada por un miembro de los ultra boys.
El presidente de la Federación de Peñas Sportinguistas, Jorge Guerrero, ha leído hoy en la Casa Consistorial una declaración conjunta de Foro, PSOE, Xixón sí Puede, PP y Ciudadanos, que expresa que en la ciudad "no tienen cabida ni la discriminación ni la violencia en ninguna de sus formas".
El portavoz de IU, Aurelio Martín, ha anunciado que su formación no asistirá a la vista de conciliación prevista para el próximo miércoles porque considera que "no hay nada que conciliar con los violentos".
Un miembro del grupo Ultra Sur presentó una querella contra IU al sentirse injuriado por haber sido publicadas fotografías en la que puede verse exhibiendo tatuajes relacionados con ideología nazi en la web de esa organización política.
Martín ha dicho que la intención de denunciante es "amedrentar" a aquellos que denuncian actitudes violentas y que "ante eso" hay "unanimidad" política y social para "no tolerarlo".
El portavoz de Xixón sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, ha afirmado que los grupos violentos que operan en la ciudad "están vinculados" con los ultras que "frecuentan las gradas de El Molinón" en los partidos del Sporting.
"Nuestra ciudad es hoy una comunidad mestiza y plural con un modelo de ciudad, construido desde la propia ciudadanía, en el que no tienen cabida ni la discriminación ni la violencia en ninguna de sus formas", expresa la declaración.
Añade que "los recientes acontecimientos que hemos vivido vinculados al deporte, pero que nada tienen que ver con éste, suponen una amenaza contra nuestro modelo de convivencia".
El texto destaca que "la libertad de expresión, la ejerza quien la ejerza, debe protegerse por encima de los discursos del odio y el miedo que se concretan en amenazas e intentos de extorsión".

Las mujeres rusas en el Mundial: de objeto turístico a sublevadas contra Putin

“Nuestros hermanos rusos nos recibieron con los brazos abiertos”, dice una mujer mexicana. Si bien Israel hizo uso de una canción feminista con una cantante del colectivo LGTBI en Eurovisión 2018 para hacer un lavado de imagen, Rusia ha querido aprovechar el Mundial de Fútbol de 2018 para vender a sus mujeres y mostrar ante las cadenas televisivas que Rusia es un país acogedor, turístico y sin ultras nazis que den palizas a otros aficionados. El veto a los hinchas fanáticos y el dispositivo de seguridad ha sido impecable.
Pero en la cartera del Gobierno ruso no solo se trató la violencia durante el Mundial, sino que también se planteó estrategias para mercantilizar a las mujeres rusas porque en el país hay cuatro mujeres por cada hombre. Se estima que en Rusia haya 9,8 millones más mujeres que hombres. Además, el presidente Vladímir Putin implantó una política de natalidad desde enero de este año para fomentarla con un pago mensual por el nacimiento del primer hijo.
La gran población de mujeres y el descenso de la natalidad en Rusia, sumado a la sociedad machista y heteropatriarcal que sufre el país —como el resto del mundo— provocó que la división rusa de Burger King publicara un anuncio en el que ofrecía hamburguesas gratis de por vida a las mujeres rusas que se quedaran embarazadas por jugadores del Mundial, para así, garantizar “el éxito de las próximas generaciones”. La compañía de comida rápida no tardó en retirar dicha “campaña” de sus redes sociales y pidió disculpas. Eso sí, rectificaron tras el aluvión de críticas.
Las mujeres rusas han sido utilizadas como objetos y vientres turísticos durante el Mundial. A lo largo de la competición, la FIFA prohibió a las cadenas televisivas enfocar a las mujeres “guapas” que asistieron a los dos últimos partidos: Bélgica e Inglaterra por el tercer puesto, y en la final entre Francia y Croacia. ¿La finalidad? Según el responsable de Diversidad de la FIFA, “poner fin a las acusaciones de sexismo y machismo” que, al parecer, quitaron toda la atención a lo realmente importante para ellos: el fútbol. Como si el fútbol no fuese una actividad altamente política y mercantil.
La FIFA no solo peca al lanzar el mensaje de: “Vamos a dejar de enfocar a mujeres porque estamos promoviendo que las acosen y vamos a proceder a invisibilizarlas”. Si no que, al parecer, conocieron que el Gobierno ruso colocó estratégicamente a mujeres rusas atractivas en los diferentes estadios del Mundial para vender la imagen de que Rusia es un país repleto de féminas bellas. Tratándolas así como objetos sexualizados que atraen al turista, es decir, al dinero.
Las listas de “las aficionadas más calientes del Mundial”, no podían faltar a la cita del sexismo en el siglo XXI. Getty, una agencia de fotografía internacional publicó una galería de fotografías de “macizas”, la cual fue retirada más tarde con una investigación interna de por medio para esclarecer los hechos. No obstante, el digital Código Único, quiso darle otro enfoque publicando la lista de las novias más sexys del mundial: “La atención del mundo girará en torno a un balón y concentrará a los mejores futbolistas del planeta. Pero el atractivo no estará solo en el césped: en la grada, las novias y mujeres de los futbolistas pondrán el punto picante y sexy a la cita”.
Días antes de que comenzara el Mundial de Rusia, la Asociación de Futbol Argentino (AFA) organizó unos cursos preparatorios en los que repartieron un dossier donde aparecía un manual machista sobre “qué hacer para tener alguna oportunidad con una chica rusa”. Eran dos páginas llenos de consejos para seducir a las mujeres del país anfitrión. Como si mantener una relación sexual o sentimental con una mujer rusa fuese uno de los objetivos de Argentina para la competición.
Algunos de los “consejos” machistas de esa lista argentina son abominables: “Muchos hombres, porque las mujeres rusas son hermosas, solamente quieren llevarlas a la cama. Tal vez ellas también lo quieran, pero son personas que quieren sentirse importantes y únicas. (…) Por supuesto encontrarás chicas que solo ponen atención en las cosas materiales, en el dinero, si eres guapo, tú dime. No te preocupes, existen muchas mujeres bonitas en Rusia y no todas son buenas para ti. Sé selectivo”.
El Mundial ha dejado instantáneas que se han viralizado, como la denuncia masiva de periodistas acosadas durante sus retransmisiones deportivas. Ellas eran besadas, toqueteadas e intimidadas mientras hacían su trabajo. Daba igual la nacionalidad, lo que sí importaba era el género. Según datos revelados por la FIFA, un total de 45 mujeres fueron acosadas durante el Mundial de Rusia, 15 de ellas eran periodistas. “Hasta el momento, hemos registrado 30 casos de sexismo, la mayoría a mujeres rusas que fueron abordadas por parte de aficionados de otros países, y hubo otros 15 casos de acoso a periodistas”, informó Piara Powar, director de Fútbol Contra el Racismo en Europa.
Las mujeres han sido utilizadas en este Mundial, ya sea como cuerpo sexual, cuerpo publicitario o cuerpo reproductor para make Rusia great again. Y es que, según un informe de Amnistía Internacional de 2017 y 2018, se trata de un país en el que el género femenino está “discriminado en la legislación y en la práctica” en relación a cuestiones básicas como “el matrimonio, el divorcio, la herencia, la custodia de los hijos e hijas, la nacionalidad y la libertad de circulación”.
Pero… ¿y qué dicen las rusas? El grupo de música punk Pussy Riot, nacido en 2011, cercano al movimiento feminista y contrario al régimen de Putin, invadió el campo en la Final del Mundial, entre Francia y Croacia, en el minuto 53. Tres mujeres y un hombre, vestidos con uniformes policiales rusos, corretearon por el el campo del estadio Luzhniki de Moscú hasta que los cuerpos de seguridad los sacaron del terreno de juego. Según el colectivo, los cuatro representaban “policías celestes que vigilan a los hinchas del Mundial”, a diferencia de los “policías terrestres” rusos que “dispersan las manifestaciones” y “lastiman a todo el mundo”.
Con este acto, las Pussy Riot reclamaron “la liberación de todos los presos políticos, que no se encarcele por likes, el fin de los arrestos ilegales en manifestaciones, que se permita una competición política en el país, que no se fabriquen acusaciones penales, que no mantenga a la gente en las cárceles sin motivo, y que la policía terrenal se convierta en la policía celestial”, según el comunicado del colectivo. Muchos se preguntan qué pasará con los sublevados contra Putin, y lo que es cierto es que algunas miembros de este grupo ya fueron encarceladas.

El gol de Putin: sin ultras y con estadios llenos

Hoscos, huraños, malhumorados y violentos: así se imaginaban muchos seguidores mundialistas a los rusos, pero durante el campeonato a los aficionados les esperaba una sorpresa. Se encontraron en su mayoría con gente alegre y abierta que se unió a la gran fiesta futbolística en todas las ciudades donde se celebraron los partidos.
Llegar a los cuartos fue un triunfo para Rusia, pero mucho más importante ha sido la positiva imagen que ha dado como organizadora de esta Copa del Mundo. No se vio a los tan temidos ultras que habían causado revuelos en las competiciones europeas de clubes, los estadios han registrado grandes entradas, la infraestructura y la logística han funcionado bien y los dirigentes se esforzaron por dejar de lado la política, lo que incluso se vio reflejado en la asistencia de Vladímir Putin, el presidente ruso, únicamente al partido de inauguración y a la final.
Dos eran las principales amenazas: la posibilidad de un atentado terrorista por partidarios del Estado Islámico —posible venganza por la intervención del Kremlin en Siria al lado de Bachar el Asad— y los temidos ultras. La cooperación entre los policías de los países participantes logró neutralizar a los hinchas violentos.
El ensayo general que significó para Rusia la Copa Confederaciones el año pasado sirvió para superar una serie de deficiencias y atender a las críticas que entonces se hicieron. Al público se le permitió entrar a los estadios tres horas antes del partido y la salida se organizó de forma que resultara más eficaz, sin la enervante lentitud que era propia de Rusia.
El fan ID, el carnet para identificar a los seguidores y permitirles la entrada en el país, resultó un afortunado instrumento que de hecho reemplazó los visados y permitió usar gratis el transporte terrestre y asistir a eventos culturales. Los ultras rusos, que motivaron que algún gobierno, como el británico, no recomendara a sus aficionados viajar a Rusia pues se temía que agredieran a los hinchas de otros países, desaparecieron o se convirtieron en inofensivas ovejas. Tampoco se concretó el temor de que nacionalistas xenófobos y homófobos agredieran a los representantes de minorías sexuales. Y, cosa curiosa, la kokoshka, una prenda femenina, se transformó en unisex y mujeres y hombres lucieron en sus cabezas este antiguo tocado.
“Agradecemos los millones de buenas palabras sobre Rusia y nuestro pueblo”, dijo Putin el sábado en el Teatro Bolshói; “estamos contentos de que los aficionados hayan visto todo con sus propios ojos y que hayan desaparecidos mitos y prejuicios”.
En las 11 sedes, los estadios estuvieron llenos; aunque el problema ahora es mantenerlos, cómo hacer que sigan sirviendo para la práctica del deporte y cómo justificar los grandes recursos invertidos: en los últimos cinco años, Rusia gastó cerca de 12.000 millones de euros para el Mundial.
Pese a algunos pequeños incidentes, en el Mundial ha reinado un ambiente festivo. El suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA, resumió el sentimiento de muchos al afirmar que el Mundial ha cambiado la percepción que Occidente tenía de Rusia, país que demostró ser “cálido y hospitalario”. Lo que muchos ahora se preguntan es si esta imagen perdurará. La viceprimera ministra Olga Golodets considera que la Copa ha contrubuido a destruir estereotipos, lo que se traducirá, calcula, en un aumento del 15% del número de turistas que visitarán Rusia el próximo año.
Para algunos analistas, como Yevgueni Zuyenko, del think tank Carnegie en Moscú, sucedió algo inesperado: “Rusia se presentó ante el mundo como un país normal y amable, con una capital-megapolis multiétnica. El gran milagro del campeonato es que se puede ser normal sin que se desplome el mundo ni le suceda nada al país”.
Es este milagro el que muchísimos rusos quieren consolidar, dejar de ser un ogro para el resto del mundo.
Madrid, Madrid, Spain
Apartado de correos 36.154. Madrid 28080 redaccion@revistasuperhincha.zzn.com
Sign Up with revistasuperhincha Mail
Place your promotional Text Here
First Name: Last Name:
Login to revistasuperhincha mail
User Name: Password:
Technical Support Help Password Reminder
DISTRIBUIDORAS TELÉFONOS DIST. GORBEA, S.A. 945256455 ALDIPREN S.A. 967245872 S.G.E.L. - ALICANTE 965107370 S.G.E.L. - ALMERÍA 950226239 PRENSA DIST. ABULENSE S.L. 920226379 DIST. EXTREMEÑA DE PUBLICACIONES, S.L. 924272411 DIST. IBICENCA DE EDICIONES S.L. 971314961 S.G.E.L. - MALLORCA 971434887 S.G.E.L. - MENORCA 971360743 S.G.E.L. - BARCELONA 932616981 S.G.E.L. - BURGOS 947485413 S.G.E.L. - CÁDIZ 954513889 S.G.E.L. - ALGECIRAS 956626968 S.G.E.L. - CASTELLÓN 961221942 LOGÍSTICA DE CIUDAD REAL, S.L. 926213541 DIST. CORDOBESA DE MEDIOS EDITORIALES 957429051 S.G.E.L. - LA CORUÑA 981795405 DISTRICUEN, S.L. 969235424 S.G.E.L. - GERONA 972400327 DIST. RICARDO RODRÍGUEZ 958401980 S.G.E.L.- GUADALAJARA 915127400 BADIOLAN DIFUSIÓN S.L. 943667057 S.G.E.L. - HUELVA 954513889 S.G.E.L. - JAÉN 953281460 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 S.G.E.L. - LLEIDA 973204700 S.G.E.L. - LUGO 981783403 S.G.E.L. - MADRID 916576900 S.G.E.L. - MÁLAGA 952241800 S.G.E.L. - MURCIA 968239142 S.G.E.L. - PAMPLONA 948189184 DISTRIBUCIONES GRAÑA 2007 987455455 DIST. ARBESU, S.L. 985263552 S.G.E.L. - ASTURIAS 985732109 MERINO ABIA, S.L. 979713846 S.G.E.L. - LAS PALMAS 928574439 DIST. NOROESTE, S.L. 986252900 DIST. RIVAS, S.A. 923241804 GARCÍA Y CORREA, S.L. 922229840 DIST. JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ, S.A. 942369267 DIST. SEGOVIANA DE PUBLICACIONES 921436423 S.G.E.L. - SEVILLA 954513889 DISTRISORIA S.L. 975239101 DIST. RUEDA, S.A. 977127200 TRADISPCA S.A. 925240604 S.G.E.L. - VALENCIA 961221942 DIST. VALLISOLETANA PUBLICACIONES, S.A. 983239144 DISTRIBUIDORA SIMO PUBLICACIONES, S.L. 944598008 G.E.M.A., 2000,S.L. 980534431 VALDEBRO PUBLICACIONES, S.A. 976451266 DIST. QUATRE BARRES 376822613

.

.